Saltar al contenido
Blog animalista

Psoriasis: cómo evitarla y tratarla

05/05/2020
psoriasis scaled

Que es la psoriasis

La psoriasis es una enfermedad autoinmune crónica en la que el cuerpo no reconoce sus células debido a un trastorno inmunitario. La enfermedad es seguida por una serie de procesos inmunológicos, que conducen a una división anormal de las células epiteliales. Ellos perciben la enfermedad como una verdadera catástrofe, especialmente cuando ocurre en mujeres, ya que produce cambios feos en la piel. Las lesiones causadas por enfermedades de la piel causan ansiedad y depresión en mujeres con este diagnóstico.

Aunque la psoriasis no es contagiosa y es tratable, la frustración que causa a las mujeres es indescriptible. Además, la enfermedad produce síntomas insoportables: picazón, piel seca y roja. Muchas mujeres con psoriasis también sufren de depresión. La psoriasis también se ha asociado con enfermedades cardíacas y diabetes.

Signos y síntomas

La piel afectada por la psoriasis es biológicamente distinta a la clásica piel seca (que también se denomina xerosis) y se clasifican como eritroescamosos, lo que quiere decir que participan tanto los vasos de la piel como las capas más profundas de la epidermis. La psoriasis es causada por un defecto en el crecimiento celular. Es decir, que es un factor subyacente en la predisposición genética.

Factores que agravan los síntomas causados por la psoriasis

Para aliviar los síntomas, las personas con psoriasis necesitan conocer las causas de la enfermedad y recurrir a algunas terapias curativas. Los expertos médicos dicen que una de cada 10 personas tiene un gen de psoriasis, y el desencadenante principal es el estrés crónico . Un factor que exacerba los síntomas es la falta de sol y radiación ultravioleta en la estación fría. El sol se recomienda en el tratamiento de la psoriasis.

Otros factores que pueden desencadenar la enfermedad y agravar sus síntomas son: infecciones bacterianas, infecciones virales, infecciones estreptocócicas, alcoholismo y tabaquismo.. Algunos creen que la psoriasis puede ocurrir en pacientes con enfermedad cardiovascular, enfermedad pulmonar crónica, ansiedad, depresión, enfermedad de Crohn. Esto se debe a que tienen una dieta poco saludable y además consumen alcohol y humo. Todo esto afecta negativamente su salud, especialmente si se agrega estrés intenso.

Tipos de psoriasis

La psoriasis de placas es la más común de esta enfermedad, suponiendo en torno al 80% de los casos.

Aparece como lesiones de color rojo que suelen estar elevadas respecto del resto de la piel por su inflamación. Pueden estar recubiertas por una capa de piel escamosa. Estas lesiones se suelen encontrar en codos y rodillas, en la cabeza y en la espalda.

La psoriasis inversa aparece como lesiones de color rojizo que son lisas y brillantes. Se encuentra en zonas blandas como las axilas y otras como las inglés, bajo el seno o bajo las nalgas.

La psoriasis pustular se observa normalmente en adultos y está caracterizada por ampollas de pus (no infecciosas). Estas ampollas pueden estar rodeadas de piel enrojecida, y pueden ser de localización reducida o extensa.

La psoriasis eritrodérmica es de naturaleza principalmente inflamatoria y, por lo tanto, con frecuencia afecta a la mayor parte de la superficie del cuerpo. Enrojecimiento generalizado de la piel que da como resultado el desprendimiento de grandes láminas que causa dolor y molestias graves.

La psoriasis gutata se caracteriza por “lesiones en gota”: puntos pequeños y coloreados que aparecen en el cuerpo o en las extremidades. Normalmente no están elevadas como ocurre en las lesiones de la psoriasis de placas, se presenta por primera vez en los niños pequeños y despues desaparece normalmente

Tratamiento y prevención

Existen diferentes remedios para tratar la enfermedad, pero para prevenir su aparición, se deben tener en cuenta los siguientes aspectos:

Prevención de la psoriasi

  1. Evite el estrés porque no es saludable y conduce a la psoriasis. La mayoría de los pacientes con estrés tienen síntomas más graves.
  2. Deje de beber alcohol y fumar porque estos factores agravan los ataques de la enfermedad y, por lo tanto, los síntomas se intensifican.
  3. Evite el azúcar porque ingresa al torrente sanguíneo y, por lo tanto, a las células del cuerpo, las estresa y puede empeorar los síntomas de la psoriasis.
  4. Es importante que la dieta sea equilibrada y rica en nutrientes. Por ejemplo, la vitamina D mantiene el correcto funcionamiento del sistema inmunitario del cuerpo. Esto es muy importante para prevenir la enfermedad. Para cubrir la deficiencia de vitamina D, las personas deben comer más pescado o tomar suplementos vitamínicos. El aceite de pescado también se recomienda porque tiene ácidos grasos Omega-3 y Omega-6, que previenen y combaten la psoriasis.

Tratamientos de la psoriasis

  1. Tratamientos tópicos con cremas a base de cortisona, alquitranes, retinoides o ácido salicílico, entre otros componentes.
  2. Terapia con luz o fototerapia que consiste en exponerse a de forma controlada a la luz del sol natural o bien a fuentes artificiales de luz ultravioleta.
  3. Medicamentos orales e inyectables del tipo retinoides, metrotexato y ciclosporina, entre otros.