Saltar al contenido
Blog animalista

Leones criados para morir a manos de turistas

18/08/2020
Leones criados para morir a manos de turistas

El ser humano es capaz de lo mejor y de lo peor, y por desgracia, hay demasiados ejemplares humanos dispuestos a lo segundo, y clara muestra de ello es la industria de leones criados para morir a manos de los turistas, un hecho que ha sido desvelado a través de la investigación de Michel Ashcroft, un empresario y filántropo de origen británico que ha tirado de la manta con el objetivo de denunciar la situación en la que viven estos ejemplares.

La industria de leones criados para morir

No hay duda alguna de que el dinero mueve el mundo, de manera que el ser humano es capaz de hacer cualquier cosa por conseguirlo, y buena muestra de ello la tenemos en la industria que hay alrededor de la cría de leones con el objetivo de satisfacer y cubrir las necesidades turísticas.

Estos animales nacen ya con un objetivo claro que es el de ser criados para la caza del turista, mientras que algunos otros ejemplares son sacrificados directamente para obtener sus huesos, ya que este material es muy valorado sobre todo en China donde se le atribuye efectos mágicos especialmente en la capacidad sexual de las personas.

Lo más preocupante es que estos animales viven en unas condiciones higiénico-sanitarias pésimas, mal alimentados o incluso maltratados de forma violenta por parte de sus cuidadores.

Son sedados con frecuencia y, una vez alcanzan la edad y las condiciones adecuadas, directamente son puestos a disposición de los turistas que no dudan en utilizarlos como objetivo para sus cacerías.

Michel Ashcroft denuncia la cría en cautividad para el comercio

Todo esto ha podido salir a la luz gracias a la investigación llevada a cabo por Michel Ashcroft, un empresario que ha decidido hacer pública esta situación con el objetivo de que se establezcan las medidas necesarias para evitar que el proceso siga adelante en estas condiciones.

Lo peor no es ya sólo el concepto de que estos leones hayan sido criados con el objetivo de morir a manos de los turistas, sino que las condiciones en las que nacen y viven a lo largo de toda su vida son precarias, ya que las empresas que llevan a cabo este proceso, están mucho más preocupadas de obtener ingentes cantidades de dinero que en garantizar una vida digna.

Según su estudio, calcula que aproximadamente se podrían estar criando unos 12.000 leones tanto para el comercio de sus huesos como para ser ofrecidos a los turistas para la caza.

Las cifras alarman si tenemos en cuenta que tan sólo hay unos 4000 leones en libertad en estos momentos tal y como afirma Ashcroft, con lo cual considera que la cría en cautiverio se ha convertido en un abuso hacia los leones por parte de la industria.

Este empresario ha escrito un libro a través del cual informa acerca de su experiencia en esta situación, y asegura que todas las ganancias que obtenga serán destinadas exclusivamente para la campaña que ha iniciado con el objetivo de prohibir la cría de leones en cautividad en Sudáfrica.

Es triste pensar que hay una industria de leones criados para morir, los cuales se encuentran en unas condiciones higiénico-sanitarias pésimas y contrarias a sus derechos naturales, razón por la cual es importante que se abra una investigación que intente aclarar las circunstancias y establezca una regulación y control para evitar que situaciones como ésta vuelvan a ocurrir.