Saltar al contenido
Blog animalista

La importancia de la leche materna para el bebé

21/09/2019
leche materna

La leche materna es el alimento por excelencia que una madre le puede brindar a su hijo a través del pecho o seno. Líquido que empieza a producirse durante los meses de gestación y finalmente se segrega después del parto. Ahora, ¿es realmente importante? ¿Hay beneficios? ¿Será mejor una suplementación que la leche materna? No dejes de leer hasta el final para aclarar estas dudas. 

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la leche materna es capaz de aportarle un sinfín de nutrientes y vitaminas que el bebé necesita de manera casi obligatoria para crecer y desarrollarse saludablemente. Además, tal leche materna que la madre segrega, es como una huella dactilar, única y especial para su bebé. 

¿Por cuánto tiempo alimentar con leche materna al bebé? 

Aunque esto dependerá de algunas circunstancias, tanto de la madre como la del pequeño, lo recomendable es que la leche materna se brinde de manera exclusiva durante los primeros 6 meses de vida, posterior a este tiempo se podrá complementar con alimentos sólidos y continuar la alimentación con leche materna hasta la edad de 2 años o un poco más. 

Tiempo de leche materna
Leche materna madre

¿Por qué es importante la leche materna? 

Como ya pudimos adelantar, los nutrientes, proteínas, minerales, anticuerpos y vitaminas que se encuentran en ese líquido blanco, es esencial y personalizado para el bebé de esa madre que lo alimenta. Además, todo ese aporte energético será el encargado de establecer la correcta nutrición del bebé, así como fortalecer el sistema inmunológico, indispensable para gozar de una buena salud física. 

Y por si fuera poco, la leche materna también incrementa el vínculo afectivo entre una madre y el bebé, ya que se conectan mucho más durante el procesa de lactancia y amamantamiento por el lazo emocional que los une. 

Beneficios de la leche materna para el bebé

Muchas veces se suele dar por sentado la calidad y efectividad de la leche materna para un bebé, pues puede llegar a creerse que se trata solo de un líquido para alimentar; la realidad es que va mucho más allá. 

Uno de los principales beneficios de la leche materna es que resulta fácil de ingerir, ya que la madre podrá disponer de impartir su alimentación en el momento y lugar que desee con solo acercar o colocar al bebé en su pecho. 

Asimismo, toda la leche materna que ingiere el infante ayudará e influirá en el crecimiento óptimo de sus huesos y cuerpo, así como el blindaje de todo su aparato gastrointestinal. Además, por contener anticuerpos y propiedades inmunológicas, los bebés estarán protegidos de alergias e infecciones recurrentes durante la niñez. 

Y no solo eso, a continuación te diremos qué otros beneficios de gran importancia están presentes en la leche materna: 

  • Efecto laxante: al digerirse fácilmente, el pequeño requerirá más alimento durante varias horas al día, lo que hará que estimule y procese la leche materna mucho más rápido. 
  • Cambio natural: a medida que el bebé va creciendo, la leche materna también lo hace con la finalidad de satisfacer las necesidades el bebé en todo momento durante su desarrollo. 
  • Aislante de enfermedades: una buena alimentación con leche materna durante los primeros meses de vida, fortalece todos los sistemas del cuerpo, lo que evitará que se presenten enfermedades, alergias e infecciones, gracias a la cubierta protectora que brinda la leche materna.  
  • Control de peso: por ser la leche materna un líquido personalizado para cada bebé, es capaz de aportar única y exclusivamente lo que se necesita para la nutrición del pequeño, lo que garantiza una buena alimentación sin caer en desequilibrios de peso u obesidad. 
  • Aceptación del gusto: en los cambios de la leche materna también se encuentra el sabor, donde el bebé podrá experimentar diversos sabores que le permitirá adaptarse mucho mejor cuando deba alimentarse con alimentos sólidos. 
  • Formación de huesos y dientes: la succión que realiza el bebé le permite desarrollar los músculos y huesos de la mandíbula, así como de toda la estructura orofacial; lo que posteriormente también le permitirá disfrutar de un correcto desarrollo de lenguaje. 
Beneficios de la leche materna
Beneficios leche materna

¿Qué condiciones deben existir para poder amamantar con leche materna?

Aunque todas las madres desarrollan la capacidad de alimentar con leche materna luego de dar a luz, realmente existen algunas condiciones que deben tomarse en cuenta al momento de decidir si el bebé puede o no puede consumir leche materna. Como por ejemplo: 

Las madres que dispongan de infecciones como el VIH,  lesiones de herpes, enfermedades como varicela después del pato, tuberculosis activa, virus como H1N1 o citomegalovirus; así como madres que ingieran sustancias psicotrópicas o drogas ilícitas, no están en condiciones saludables ni óptimas para brindar alimentación exclusiva con leche materna, por lo que deberán recurrir a la suplementación con la debida supervisión de un especialista. 

Igualmente sucederá en el caso contrario, si le bebé al nacer presenta algunas enfermedades o condiciones de salud complicadas como fenilcetonuria, galactosemia u otros problemas congénitos que afectan el metabolismo, no debe consumir leche materna como alimentación exclusiva para su crecimiento y desarrollo. 

¿Cómo cuidar la leche materna antes de amamantar al bebé?

Para que la leche materna realmente sea un líquido saludable y disponga de todos los valores protéicos, nutritivos, vitamínicos y minerales que necesita el bebé, es necesario que se realizan cuidados previos, no solo antes de amamantar sino al iniciar la etapa de gestación. 

  • Bebidas alcohólicas: las madres deben evitar su consumo por completo, preferiblemente, al quedar embarazadas, ya que de lo contrario eso podría afectar la producción de leche materna y afectar el desarrollo motriz del bebé. 
  • Cigarrillos o tabaco: afecta en gran manera al sistema respiratorio, no solo del bebé sino también de la madre.
  • Medicación: debe supervisarse la ingesta de pastillas o medicamentos durante y después del embarazo, ya que algunos no deben consumirse durante el proceso de lactancia materna porque llegan a transmitirse al bebé por esa vía.  

Sin duda alguna y con el paso de los años, esta sustancia sigue siendo la fórmula por excelente para la alimentación efectiva de los bebés, logrado así un crecimiento sano. Sin embargo, existen madres que por diversos factores no pueden ni deben alimentar con lactancia materna a sus hijos. Pero si no es tu caso, recuerda que ¡la leche materna hará más que feliz a tu bebé!

Te ha gustado este post ?

Click para votarnos

Puntuación / 5. Contador votos

Lamentamos que no te haya gustado este post

Permite mejorar este post


Rafael Aragón

Psicólogo y sexólogo (número de colegiado: AO09281), dedicado desde hace más de 9 años a la redacción Online. Me apasiona y entusiasma todo lo relacionado con la psicología, las ciencias de la salud y cualquier tipo de temática interesante en general. También estoy implicado en mi proyecto personal ciberpsique.com