Saltar al contenido
Blog animalista

Alarma: todos en alerta para evitar la matanza de animales en el Festival Gadhimai

02/12/2019
gadhimai
3.7
(3)

El festival Gadhimai es una ceremonia religiosa de sacrificio que se celebra cada cinco años en el Templo Gadhimai de Bariyarpur, a unos 160 kilómetros al sur Katmandú, la capital de Nepal.

Esta celebración es llevada adelante por el pueblo Madheshi, que le ofrece miles sacrificios de animales a la diosa hindú Gadhimai. La creencia indica que con el baño de sangre se acabará el mal y llegará la prosperidad a la tierra.

En la última celebración, en 2014, se estima que fueron asesinados al menos 250.000 animales, entre búfalos de agua, cerdos, cabras, pollos y palomas. Los cálculos más estremecedores indican muertes de medio millón de animales.

Festival Gadhimai: parar con la matanza

Este año, pasados cinco de la última celebración de este mega sacrificio animal, debería volver a realizarse la ceremonia según la tradición madeshi. Sin embargo, la organización internacional Igualdad Animal lanzó una campaña para intentar detener la matanza de animales en el Festival Gadhimai. Este año se celebrará el 3 de diciembre y pese a que los responsables del templo de la ciudad de Bariyarpur anunciaron que evitarían la matanza de animales, las alarmas están prendidas debido a la proximidad de la fecha.

La campaña Stop Masacre de Gadhimai le exige al gobierno de India que envíe funcionarios a impedir la matanza. Y también que Nepal promulgue una ley que prohíba el sacrificio animal.

En el último lustro, las autoridades de India y Nepal han emitido diferentes normativas para desalentar la sangrienta práctica que surgió hace ya 260 años. Sin embargo, el Festival Gadhimai es un gran generador de dinero. No solamente por todas las celebraciones que durante semanas se realizan antes del día de la matanza. Si uno recorre la frontera indo-nepalí podrá ver como en estos días se incrementa la llegada de animales que desde la India le venden a los nepalíes para luego ser ofrecidos en sacrificio.

La prohibición de sacrificios es también un duro golpe económico para personas que durante meses cuidan animales para venderlos en esta época. Una doble explotación para los animales. Primero, como objeto de mercancía. Y luego, con un desenlace fatal.

Cómo es el Festival Gadhimai

Cada cinco años se mutilan y asesinan a machetazos cientos de miles búfalos de agua, vacas, cabras, bueyes y hasta palomas para ofrecerles a la diosa Gadhimai. Los animales son degollados con el khukuri, un sable popular en la zona.

Lamentablemente, el aporte estatal para la organización de la celebración es fundamental. Durante la última celebración, fue el Gobierno quien se encargó de comprar miles de animales para los sacrificios ya que se registraba un número menor al solicitado porque los granjeros de la zona no querían deshacerse de sus cabras porque habían tenido una mala temporada.

Durante toda la celebración, cuatro millones de personas acuden al templo de Bariyarpur para presenciar todo el espectáculo de muerte. Entre el público hay decenas de miles de niños.

El paisaje en los alrededores del templo Bariyarpur tras la celebración es desolador: miles y miles de animales degollados y una explanada cubierta de sangre.

Después del festival, los restos de los animales –carne, huesos y pieles- se venden a empresas en India y Nepal.

Repudio mundial

El festival, muy popular en Asia, genera cada vez más repudio en Occidente, donde la cultura y las principales religiones ya no tienen la práctica de la matanza de animales como ofrenda a Dios o los dioses.

En diferentes países de Europa, las organizaciones de defensa de los derechos de los animales se manifiestan periódicamente frente a las embajadas de India y Nepal para protestar contra la ceremonia. Además, se reitera la exigencia de un real compromiso de sus gobiernos para evitar la matanza de animales.

Las caras más famosas que se opusieron al Festival Gadhimai fueron Brigitte Bardot y Maneka Gandhi, quienes escribieron al gobierno de Nepal pidiéndoles que detengan los asesinatos. Sin embargo, sus gestiones fueron infructuosas. De hecho, en un comunicado oficial previo a la anteúltima celebración de este festival, el gobierno nepalí les contestó que sus funcionarios no «interferirían en la tradición centenaria del pueblo Madheshi».

Situación previa al festival de este año

Tras años y años de protestas, la Corte Suprema de Nepal ordenó a los organismos competentes para crearan un plan de acción que desalentara y eventualmente terminara con el sacrificio de animales en el Festival Gadhimai y, también, en otras partes del país.

Además, la Corte Suprema de la India emitió un fallo que prohíbe el tráfico de ganado a través de la frontera entre Nepal e India durante el festival de Gadhimai.

Para el anterior festival, la Red de Bienestar Animal realizó un silencioso pero incansable trabajo de campo con granjeros de la zona para concientizarlos acerca de la gravedad de la situación.

Con la combinación de todos esos factores, los expertos del Departamento de Ganadería de Nepal estimaron que la cantidad de animales sacrificados en el año 2014 disminuyó en un 50 por ciento.

Para este festival de 2019 se espera que sea el primero sin el gigantesco sacrificio de animales. Sin embargo, las tradiciones son muy difíciles de romper en poco tiempo. Y menos aún si se trata de celebraciones religiosas. Por eso, todos los activistas del mundo tienen puestos estos días sus ojos en el Templo Gadhimai de Bariyarpur.

Te ha gustado este post ?

Click para votarnos

Puntuación 3.7 / 5. Contador votos 3

Lamentamos que no te haya gustado este post

Permite mejorar este post


Juan Ruggieri

Juan Ruggieri

Periodista formado y especializado en el ámbito deportivo, cuya pasión por la comunicación lo hizo expandirse también a los campos de "la salud, la ciencia, la historia y la naturaleza".