[Total:0    Promedio:0/5]

Muchos animales, cuando son bebés, aprenden a desarrollar sus institntos y habilidades a través del juego.

Los perros y los gatos pequeños pasan horas jugando con sus hermanos, padres o humanos a correr, perseguirse, cazar y luchar, y de esta forma aprenden a medir sus propias fuerzas y a diferenciar el ocio de la agresividad por supervivencia.

Cualquiera que haya criado a un gatito, sabrá que son auténticos maestros cazadores y cuando están creciendo no paran de practicar con cualquier cosa que tengan a su alcance.

Si hasta ahora creíamos que las cajas eran el jueguete preferido de los gato, hoy hemos descubierto que se puede ir más allá. Regálale un pequeño ring de lucha libre a tus minios y verás imágenes tan graciosas como las de este vídeo.

Fuente: Waggle TV

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Angel Pitarque Pulido .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Intergrid SL.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.