Saltar al contenido
Blog animalista

Un pingüino recorre 8.000 km todos los años para reencontrarse con el hombre que lo salvó

14/03/2016
reencuentro pinguino 01

Muchas veces parece que los animales viven en su propio planeta, donde a penas hay preocupaciones, donde las responsabilidades son mínimas, y donde lo único que cuenta es el presente. Sin embargo, muchos animales nos han demostrado que no olvidan lo vivido y que se preocupan, constantemente, de todas las personas y animales a los que quieren.

Si demostrar el cariño y el reconocimiento conlleva dar largos paseos, eso no se convierte en un impedimento, ya que la fuerza de voluntad puede con todo. Nos lo demostró aquella perrita callejera que recorría todos los días 13 kilómetros en búsqueda de comida para los compañeros que también vivían en la calle, y hoy nos lo vuelve a demostrar un pingüino.

Dindim es el nombre del pingüino que lleva cuatro años recorriendo 8.000 kilómetros para reencontrarse con el hombre que una vez le salvó la vida.

reencuentro-pinguino-02

reencuentro-pinguino-03

Joao Rereira de Souza, un hombre brasileño de 71 años, se encontró a este pingüino de Magallanes de América del Sur, cubierto de petróleo hace cuatro años. No se lo pensó dos veces antes de ayudarlo, aunque es ilegal tener animales salvajes como mascotas en Brasil, Joao se aseguró de que el Dindim se recuperara antes de quedar de nuevo en libertad.

Durante 11 meses, Joao bañaba al pingüino, le alimentaba y le mimaba. Intentó varias veces que se fuera de nuevo, cuando ya estaba recuperado, pero Dindim no parecía querer hacerlo, hasta que un día desapareció.

Todo el mundo me decía que el pingüino no volvería a visitarme, sin embargo lo hace todos los años desde entonces“, ha declarado Joao. “Quiero al pingüino como si fuera mi propio hijo y yo creo que él también me quiere a mí. Nadie más que yo puede tocarlo, él les pica si lo hacen. E incluso llega a dormirse en mi regazo“.

reencuentro-pinguino-04

reencuentro-pinguino-05

Sin ninguna duda se trata de una relación atípica, es sorprendente que este animal recorra 8.000 kilómetros todos los años para reencontrarse con alguien que le salvó la vida hace ya cuatro años. Según comenta el biólogo Krajewski: “Nunca antes había visto algo como esto. Creo que el pingüino cree que Joao es parte de su familia“.

Sea como sea, lo cierto es que se trata de una hermosa historia de amistad que acerca al ser humano a la fauna salvaje en su estado más puro.

No te pierdas el video siguiente:

Original: Wall Street Journal 

Fuente: Boredpanda