Saltar al contenido
Blog animalista

Un elefante y un perro demuestran que la amistad no entiende de especies

13/06/2020
perro elefante amistad

Os presentamos a Bubbles, un elefante africano, y a Bella, una labrador negra, que viven en Myrtle Beach Safari situado en Carolina del Sur (EE.UU.), y que están aquí para demostrar que la amistad puede superar cualquier barrera.

¿Quién se habría imaginado que una perra y un elefante podrían convertirse en los mejores amigos? Mira cómo se divierten jugando en el agua, o cómo Bella va a por la pelota cuando se la lanza Bubbles con la trompa. ¿No es lo más bonito que habéis visto hoy?

Indice del artículo

La historia del elefante Bubbles

Bubbles es un elefante de 32 años quien tiene una preciosa relación de amistad con Bella, una hermosa perra labradora negra de 3 años, con la que cada dia juega en el río del Myrtle Beach Safari, un hogar dedicado a los animales y especies en peligro de extinción, ubicado en EEUU, en Carolina del Sur.

Bubbles, quedó huérfano desde que era un bebé. En 1981 sus padres fueron asesinados por cazadores furtivos durante el largo período de 20 años en los que estos animales fueron cazados en el continente africano por su marfil. Él tuvo la suerte de ser rescatado y trasladado a Estados Unidos, donde llegó pesando sólo 154 kg, y medía 106 cm. En la actualidad mide más de 2,7 metros de alto y pesa 4 toneladas.