Saltar al contenido
Blog animalista

Un agujero de 150mm de grosor fue todo lo que necesitó este pulpo para fugarse del acuario

17/05/2016
inky

Los pulpos tienen muchas habilidades, pero destacan sobre todo por dos de ellas: su inteligencia y su habilidad para escapar de lugares.

Su flexibilidad hace que puedan pasar su cuerpo por lugares mucho más estrechos que ellos debido a una capacidad de compresión que los hace parecer casi líquidos. Pueden comprimirse hasta el tamaño de su boca, la única parte de su cuerpo realmente dura.

Inky es el pulpo más popular del Acuario Nacional y, a pesar de ser una de las estrellas entre el público y los trabajadores, no parece que estuviera muy agusto en el acuario, pues aprovechó una pequeña abertura de 150 mm de grosor que el acuario utiliza para drenar agua del mar, para escapar hacia el océano Pacífico.

Más allá de la anécdota divertida, esto nos lleva a preguntarnos por qué un animal como este tenía que pasar su vida confinado entre cuatro paredes de cristal, en vez de disfrutar de la libertad en la inmensidad del océano Pacífico, a donde pertenecía.

Seguro que todos los animales de acuarios y zoos seguirían a Inky en su fuga si pudieran.

Fuente: RNZ