Saltar al contenido
Blog animalista

Todo lo que debes saber sobre el TOC

09/05/2020
TOC

El trastorno obsesivo compulsivo es un tipo de enfermedad mental, una forma de ansiedad que causa pensamientos no deseados repetidamente. Para deshacerse de ellos, la persona afectada repite ciertos gestos o acciones indefinidamente. Por ejemplo, si temes que cualquier cosa que toques esté contaminada con el nuevo coronavirus o bacteria, te lavarás mañana cuando te veas obligado a tocar ese objeto.

El TOC es una enfermedad crónica con una evolución a largo plazo que puede apoderarse de la vida de la persona afectada. Con una prevalencia del 2-3%, el trastorno obsesivo compulsivo es una de las formas más comunes de ansiedad. El inicio de la enfermedad suele ser en la adolescencia o en la edad adulta temprana. El nombre del trastorno refleja las dos categorías de síntomas que definen este problema de ansiedad: obsesiones y compulsiones.

Obsesiones y compulsiones

Las obsesiones y compulsiones a menudo se basan en temores irracionales de contaminación, perfeccionismo, errores, supersticiones y pensamientos sexuales o religiosos.

Las obsesiones se refieren a ciertos pensamientos, imágenes o ideas que aparecen en la mente de manera intrusiva, es decir, no deseadas, inesperadas o en contra de nuestra voluntad, y que provocan emociones tan desagradables como intensas, como una terrible culpa.

Las compulsiones tienen que ver con una serie de actos mentales o comportamientos rituales, es decir, repetidos sin desviarse un cierto número de veces o siempre en una determinada fórmula o siempre en ciertos lugares. La persona afectada siente la necesidad de repetir estos actos porque tienen la capacidad de reducir el miedo causado por las obsesiones.

Entre las obsesiones más comunes de un paciente con TOC se encuentran: contaminación; dudas persistente; la necesidad de que las cosas estén en cierto orden; impulsos agresivos o reprensibles; imágenes de naturaleza sexual, entre otras.

Las compulsiones son los comportamientos de las personas con TOC a través de las cuales tratan de controlar las obsesiones. Entre los más comunes están: lavado excesivo de manos, cuerpo o ropa; comprobación repetida de objetos, como puertas o llaves; recuento exagerado de objetos o actividades como dinero o apagar la luz; organizar / reorganizar objetos en una determinada configuración; comportamientos supersticiosos.

¿Qué causa el TOC?

Los científicos creen que el TOC se origina en el cerebro y puede estar relacionado con la función anormal de neurotransmisores como la serotonina. Aunque se desconoce la causa exacta de la enfermedad, los psiquiatras dicen que existen ciertos factores genéticos claros que contribuyen al desarrollo de este trastorno. Por lo tanto, las personas que tienen un padre, hermano o hermana diagnosticado con TOC tienen más probabilidades de sufrir esta afección. Y esto tanto por razones genéticas como por el entorno en el que viven.

Un estudio publicado en 2019 en la revista European Psychiatry encontró que los eventos estresantes de la vida aumentan el riesgo de sufrir síntomas de TOC. El estudio encontró que el 48% de los síntomas obsesivo-compulsivos estaban influenciados por la genética, mientras que el 52% estaban influenciados por factores ambientales.

Otro factor general es el neuroticismo, un rasgo de personalidad que se refiere a la tendencia de las personas a preocuparse con frecuencia, a reaccionar fácilmente con emociones negativas en situaciones estresantes (enojarse, asustarse, llorar fácilmente) o sentir vulnerable al estrés. Las personas con altos niveles de neuroticismo tienen más probabilidades de desarrollar ansiedad y depresión de por vida. El trauma infantil también puede influir en la aparición del trastorno obsesivo compulsivo.

Cómo se trata el TOC

El primer paso para tratar el TOC es reconocer que tiene un problema y obtener un diagnóstico de un psiquiatra. Desde el punto de vista de los psiquiatras, el tratamiento más efectivo para el TOC es una combinación de medicamentos y terapia cognitivo-conductual. Aproximadamente el 70% de las personas que prueben esta combinación verán mejoras.

El tratamiento es duradero y las mejoras aparecen gradualmente. Esto también se debe a la forma en que funciona la terapia. Poco a poco aumenta el contacto con la cosa que causa miedo, preocupaciones o creencias falsas. Por ejemplo, si le preocupa entrar en contacto con muchos gérmenes cuando toca un vaso, la terapia consistirá en tocar ese vaso sin lavarse las manos después.

Película que habla del TOC en un formato entretenido

Un grupo de pacientes con TOC( trastorno obsesivo compulsivo) coinciden en la sala de espera de la consulta de un psicólogo para tratas sus problemas relacionados con el trastorno, pero el médico se retrasa por un problema con su avión, por lo que todos tendrán que esperar juntos intentando mantener a raya sus manías, impulsos, obsesiones y rituales. Una película muy recomendable si quieres conocer, como siempre de manera muy exagerada, no olvidemos que es una pelicula y no un documental como afecta a las personas este terrible trastorno.