No a todo el mundo le gustan las tormentas, pero hay que reconocer que tienen cierto encanto.

Vistas desde lo lejos, las tormentas eléctricas son uno de los fenómenos naturales que más han llamado la atención del ser humano por el increíble espectáculo de formas y luces al que dan lugar. Pero hay algo aún más sorprendente y bello que la simple visión de un rayo cruzando el cielo oscurecido: el efecto que causan cuando impactan en la arena.

Cuando un rayo cae sobre un terreno arenoso, los granos de sílice que forman la superficie del terreno se fusionan entre sí debido a las altas temperaturas que alcanza el lugar de impacto. Los cerca de 4000ºC se concentran en un punto muy estrecho, funden el mineral y, al enfriarse, se puede ver la formación de curiosos tubos con ramificaciones.

Ken Smith

Ken Smith

Estas escultura naturales se llaman fulguritas y, a veces, se pueden ver en desiertos y en playas.

Ken Smith

Ken Smith

Dependiendo del color de los minerales del terreno, los tubos adquieren diferentes tonalidades que van del negro al blanco translúcido.

Como casi todos los fenómenos que nos dejan boquiabiertos, las fulguritas son difíciles de encontrar debido a su fragilidad, pero algunos museos de naturaleza conservan ejemplares realmente llamativos.

fulgurita03

Y tú, ¿conocías estas esculturas naturales?

Fuente: Wikipedia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Entreblogggs - Jordi Tornés José .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Intergrid SL.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.