Saltar al contenido
Blog animalista

Te enseñamos cómo hacer un detergente casero para la lavadora

16/02/2016
jabon diy 02

Hay ciertos elementos que, a pesar de utilizarlos a diario en nuestra cocina, son los más contaminantes para el medio ambiente. Por ello, es importante ser conscientes a la hora de deshacernos de ellos y hacerlo en los lugares oportunos. El aceite es un ingrediente que se utiliza a diario y, aunque sea en pequeñas cantidades, tirarlo por el desagüe, es una de las peores ideas que podemos tener.

Además de tirarlo en los depósitos pertinentes, también tenemos la opción de reciclarlo nosotros mismos, haciendo con el aceite otra cosa que también utilizamos a diario: el detergente para lavadora.

He de reconocer que cuando he encontrado este proyecto de diy – hazlo tú mismo – me he sorprendido un poco, porque pensar en lavar mi ropa con el aceite usado no era una idea que me convenciera. Sin embargo, después de leer las explicaciones en el blog de Anna Recetas Fáciles, y de investigar un poco sobre el tema, la idea me parece mucho más que buena.

¿Qué necesito?

  • Dos barreños grandes (o uno que tenga capacidad para 60 litros)
  • Una cuchara de madera larga
  • Batidora de brazo
  • 3 l. de aceite de oliva usado.
  • 10 l. de agua
  • 500 gr. de sosa cáustica
  • 1/2 l. de suavizante concentrado
  • 3 sobre de blanco nuclear o 3 dosis de activador del lavado
  • 1,5 l. de detergente concentrado de lavavajillas
  • Agua

Se tarda una semana en preparar el detergente, teniendo un procedimiento diferente cada día. Eso sí, el resultado merece la pena: de 40 a 60 litros de detergente.

Elaboración:

Día 1:

Pon los 10 litros de agua en un barreño y agrega la sosa cáustica lentamente, remueve bien, siempre en la misma dirección, durante todo el proceso para que se disuelva por completo.

Después añade el detergente para lavavajillas y continúa removiendo. Cuando veas que todo está mezclado, añade el aceite poco a poco para evitar que salpique, no dejes de remover. A la mezcla, agrega el blanco nuclear y después el suavizante. Por último, con la ayuda de la batidora, mezclaremos bien todos los ingredientes.

En este punto, la imagen que tiene la mezcla es bastante fea, sin embargo es normal, así que no desesperes. Tal y como nos explican en el blog Anna Recetas Fáciles, esta es la imagen que debe quedar después de hacer el proceso del primer día:

anna recetas fáciles
anna recetas fáciles

Día 2:

Añade tres litros de agua por la mañana, tres por la tarde y tres más por la noche. Remueve todo con una cuchara y después bátelo. Lo normal es que el agua se separe del jabón, algo que día a día va mejorando. En caso de quedar muy espeso, en vez de tres litros podemos añadir más agua, apuntando los litros que vamos incorporando, ya que la mezcla puede llevar desde 30 a 50 litros de agua, según la calidad del aceite.

Día 3:

Agregar tres litros de agua por la mañana, tres por la tarde y tres por la noche, batiendo bien después de cada vez. Ya podemos ver que va teniendo un aspecto más líquido y homogéneo. El proceso va bien.

anna recetas fáciles
anna recetas fáciles

Día 4:

Añade tres litros de agua por la mañana y tres más por la tarde. Remueve.

Día 5:

Añade tres litros de agua. Remueve.

Día 6:

Añade tres litros de agua. Ya en este momento la textura del jabón debe ser cremosa.

Día 7:

Ya estará listo para envasarlo en garrafas o donde estimemos oportuno.

anna recetas fáciles
anna recetas fáciles

Por último, hay tener en cuenta algunas aclaraciones que Anna recomiendo en su blog. En primer lugar, con este detergente no hace falta utilizar suavizante, porque deja la ropa muy suave. Sin embargo, lo hace con un aroma de jabón natural que no a todo el mundo gusta, por lo que si preferís que el olor sea el de siempre, en el lavado puedes seguir añadiendo tu suavizante habitual.

Por otro lado, las cantidades de agua, como hemos dicho, son orientativas, ya que depende mucho de la temperatura y de la calidad del aceite. Dependiendo del agua que necesitemos nos saldrá más o menos jabón, pero con las cantidades que aquí hemos utilizado, el resultado oscilará entre los 40 y 60 litros.

A la hora de guardar el jabón, ya que se trata de mucha cantidad, no podemos olvidar que se trata de una emulsión, por lo que se puede cortar con cambios bruscos de temperatura. Si vemos que algunos de los ingredientes se ha separado, sólo tenemos que agitar la botella, ya que eso no afecta a la calidad del detergente.

Fuente: Annarecetasfaciles.com

Te ha gustado este post ?

Click para votarnos

Puntuación / 5. Contador votos

Lamentamos que no te haya gustado este post

Permite mejorar este post


Raquel Medina

Raquel Medina

Amante de la decoración, el interiorismo y el diseño. Estudié Publicidad y Relaciones Públicas aunque la decoración siempre ha sido una de mis pasiones. Desde 2012 formo parte de este maravilloso equipo que forma casasincreibles.com