Está demostrado científicamente que la convivencia con mascotas mejora nuestro bienestar, tanto físico como psicológico, de manera notable. Pero este felino llamado Tom ha ido más mucho más allá.

Sue McKenzie es una mujer de 64 años que lleva 20 años compartiendo su vida com Tom.

Tom no es un gato al que le guste mucho el contacto físico por lo que, a pesar de estar muy unidos, ella se extrañó cuando un día no quería separarse ni un sólo segundo de su lado.

Fue entonces cuando empezó a patear la parte de atrás de su cuello mientras maullaba muy alto. Fue tan persistente que empezaba a volverla loca.

gato-heroe

Finalmente, McKenzie se dio cuenta que, donde su amigo insistía una y otra vez dándole con sus patitas, tenía una especie de bulto. Fue al médico y le diagnosticaron linfoma de Hodgkin.

Tom no estaba tratando de molestarla sino que lo que había estado pretendiendo era advertirla de una grave enfermedad que, por las razones que fueran, solo él notó que existía antes que nadie.

Después de seis sesiones de quimioterapia, esta afortunada señora ya no tiene cáncer y todo se lo debe a su gato. Ahora Tom ha vuelto a la vida independiente a la que acostumbra y no se ha vuelto a acercar demasiado a McKenzie. Ella sin embargo, ya no se volverá a quejar de la pasividad de su amigo puesto que eso significa que está sana.

Fuente: The Dodo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Entreblogggs - Jordi Tornés José .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Intergrid SL.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.