Saltar al contenido
Blog animalista

Si todos fuesemos tan amables como esta niña, el mundo sería un lugar mejor

09/02/2016
nina amable

Muchas veces os mostramos historias que revelan la inocencia y la bondad de los animales, pequeñas lecciones de vida de las que todos deberíamos aprender.

Hoy, sin embargo, os traemos uno de estos mensajes de alegría y fraternidad de mano de otro de los seres más adorables e inocentes de este mundo: los niños. En este caso, se trata de una niña de algo menos de 2 años que ha decidido repartir cariño y felicidad por los pasillos de un supermercado.

La forma inocente y sin prejuicios en la que los más pequeños dan lo mejor de sí mismos debería hacernos reflexionar sobre cómo nos vamos “avinagrando” al hacernos mayores.

Y es que, si todos nos pareciésemos un poco más como esta niña y fuesemos capaces de mostrar a nuestros semejantes nuestra mejor cara, el mundo sería -definitivamente- un lugar mucho mejor.

¿No creéis?

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies