Saltar al contenido
Blog animalista

Se intentaba ganar la vida como aparcacoches hasta que algo le cambió la vida

26/05/2020
cambio radical mendigo

José Antonio, de 55 años, más conocido como Josete, era un aparcacoches de una conocida plaza de Mallorca (España) cuyos únicos ingresos eran las monedas que le daban como voluntad los conductores por sus servicios.

Josete es conocido en el barrio de la plaza del Mercat, además de por su trabajo, por su simpatía y sencillez, a pesar de llevar una vida tan difícil y vivir en la mendicidad. Tras quedarse en la calle al perder su trabajo como electricista hace algunos años, se vio obligado a desempeñar esta labor para poder sobrevivir de alguna manera.

Todo esto cambió cuando el dueño de una peluquería de Mallorca “La Salvajería”, Salva García, de la capital mallorquina, le ofreció una transformación totalmente altruista para ayudar a Josete a empezar una nueva vida con un look muy diferente. El peluquero tenía buena relación con Josete y le ofreció cortarle su melena desaliñada a cambio de unas fotos del antes y el después. Al principio, se mostró algo reacio pero pronto cambió de opinión ya que realmente quería dejar atrás esa vida y accedió a hacerse esta transformación que sin saberlo le cambiaría su futuro.

El dueño de la peluquería, junto a Santi Oliva, de la productora Dr. Filmgood han creado el emocionante cortometraje “El espíritu de la plaza” donde se narra toda su historia personal y se puede ver todo este proceso de transformación solidaria del humilde “gorrilla”, que es como coloquialmente se llama en España a aquellas personas que aparcan coches a cambio de unas monedas.

Gracias a la grabación y difusión del vídeo, que podremos ver a continuación, consiguieron un patrocinador anónimo que se ofreció a asumir los costes de una habitación en un piso compartido para Josete, en lugar de dormir en la calle y poder empezar una nueva vida. De esta manera, han dado un paso más, aparte del cambio de imagen, para que Josete pueda tener una vida digna y conseguir un trabajo mejor.

Fuente: La Salvajería