Saltar al contenido
Blog animalista

Rescató a un perro abandonado y le escribió esta estremecedora carta a su anterior dueño

07/01/2016
perro abandonado

Hace pocos días, los voluntarios de Kings SPCA, una protectora de animales en California, recibieron unos mensajes avisando de un perro que había sido abandonado. Tras su rescate, una de las participantes, Brooke Raponzo, escribió esta carta a la persona que lo había abandonado.

Estimado monstruoso anterior dueño de este perro,

Hoy hemos visto un par de emails de gente avisando de que tu perro había sido abandonado entre la avenida 15 y la avenida Excelsior. Tras comprobar la fecha, estimamos que tu perro ha estado ahí al menos desde el Sábado por la mañana. Ha sido a las 15:00 de hoy cuando finalmente hemos podido atender a los mensajes, ya que estábamos ocupados. Hemos decidido conducir hasta allí a ver si podíamos ayudar. Te aseguramos que seguía allí.

Te ha estado esperando.

No abandonó el lugar en el que tú le dijiste que se quedara. Es un buen perro. Se ha mantenido cerca del último lugar donde vio a su persona favorita en el mundo. Pensaba que ibas a volver. Ha observado cada coche que bajaba por la calle esperando que fueras tú volviendo a por él. Tu perro ha estado pasando frío, hambriento y aterrorizado durante días porque tú eres un pedazo de mierda sin corazón.

Te ha estado esperando.

Estaba tan hambriento que estaba comiendo palos. Buena gente se ha detenido para darle algo de comida, pero aún así seguía hambriento y confuso. Pero incluso cuando tenía la comida frente a él, sabía que tenía que esperar a que tú volvieras.

Te ha estado esperando.

No es un mal perro. Es muy buen perro. Tú eres un mal amigo. Tú has abandonado a alguien que daría la vida por ti. Alguien a quien no le importa el tiempo que pasaras trabajando. Alguien que está feliz de verte ya vuelvas de mirar el buzón o de estar fuera varios días- Alguien que te lamería las lágrimas de las mejillas y que se comería tus sobras cuando has acabado de comer.

No te va a esperar nunca más.

Después de ser visto días en acurrucado en una cuneta en la carretera donde lo dejaste, fuimos a por él. Volvimos allí con una compañera rescatadora llamada Yvonne del refugio Raven’s Rescue BullyBreed. Estaba oscureciendo y podíamos oír coyotes en la distancia. Estuvimos allí durante horas. Hablamos con él. Nos sentamos allí y le llamamos. Le alimentamos y le ofrecimos una manta.

Tu perro comió de nuestra mano después de horas arrojándole comida. Tu perro finalmente se acercó a nosotros que estábamos tirados en el frío barro diciéndole «todo va a salir bien, esta es la última vez que alguien te ha hecho daño». Tu perro finalmente me dejó acariciar su cabeza. Luego, tras las orejas. Finalmente, no huyó cuando me deslicé y me senté junto a él. Finalmente, se tumbó y me permitió rascar su barriga. Me dejó ponerle una correa y no intentó huir.

No entró en pánico hasta que fue hora de irse. Quería esperarte. Rechazó caminar hasta la furgoneta. Tuve que llevar a tu enorme perro hasta la furgoneta, tu gran, amable, asustado y leal perro. Llevé a tu perro lejos del último lugar en el que te vio. Aulló todo el camino hasta nuestro refugio. Aulló de la manera más dolorosa que he escuchado nunca. Era el sonido de cómo se rompía su corazón. Intentó volver desesperadamente al lugar en el que le habías dejado. Miró frenéticamente por cada ventana que veía desde la ventana trasera de la furgoneta mientras conducíamos. Aulló hasta que vino al asiento del conductor y me aulló a mí. Cuando alcancé su cabeza para acariciarla, me miró confundido y tumbó su cabeza en mi regazo y gimoteo hasta que llegamos al refugio.

Tú no te mereces este asombroso cachorro. Tú no te mereces ningún perro en absoluto.

Tu perro te olvidará. Encontrará un buen hogar y recibirá el amor que merece. Sabrá lo que es tener un verdadero hogar.

No me importa quién eres ni cual es tu excusa para haber abandonado a tu pero. Probablemente sea por alguna chorrada, de todas maneras. Tú eres una bolsa de basura. Rezo por que este año el karma te lo haga pagar con mala salud.

Sinceramente,
Brooke.

Fuente: The Dodo
Traducción: La nube de algodón


Marta Robles

Marta Robles

Amante de la decoración, el interiorismo y el diseño. Estudié Publicidad y Relaciones Públicas aunque la decoración siempre ha sido una de mis pasiones. Desde 2012 formo parte de este maravilloso equipo que forma casasincreibles.com