La higiene es importante, pero a veces el cuerpo va por libre y nos juega malas pasadas. Un olor de pies fuerte, por ejemplo, puede superar cualquier ducha diaria y llevarnos de cabeza a un especialista para que nos ayude a solucionar el problema.

Sin embargo, mientras se arregla, podemos vivir situaciones de los más absurdas  e incluso cómicas. Lo vais a ver más abajo.

¿A quién se le ocurre? A veces los animales no regalan momentazos que son dignos de recordar y, por suerte, últimamente siempre hay una cámara a mano para registrarlos.

La gran ocurrencia de este gato fue ponerse a mordisquear y a oler el pie de su humano. No podemos decir a ciencia cierta si era un pie oloroso, pero la reacción del gato deja lugar a muy pocas dudas, ¿no crees? Te lo advierto, vas a rodar de la risa con este vídeo.

Fuente: Alan Kuo

Summary
Un gato se vuelve loco al oler un pie
Article Name
Un gato se vuelve loco al oler un pie
Description
Menuda ocurrencia. Un gato se acerca a oler el pie de su humano y acaba volviéndose loco de atar. Te vas a partir de risa.
Author
Publisher Name
La Nube de Algodón
Publisher Logo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Angel Pitarque Pulido .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Intergrid SL.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.