Saltar al contenido
Blog animalista

5 beneficios de la vitamina D

19/06/2020
vitaminas1

La vitamina D es uno de los nutrientes esenciales que nuestro cuerpo necesita para mantenerse saludable. Sabemos que su función principal es mantener niveles normales de calcio y fósforo en la sangre, pero la vitamina D también puede influir en la respuesta del sistema inmunitario a diversos factores ambientales, siendo responsable de las llamadas “proteínas antibacterianas”.

Las células del sistema inmunitario tienen como objetivo defender el cuerpo, y una deficiencia de la vitamina D influye en esto. Su presencia en parámetros normales aumenta el poder de las células para luchar contra los patógenos que amenazan la inmunidad. La vitamina D estimula los monocitos y neutrófilos para eliminar estos patógenos. Por lo tanto, un nivel bajo está asociado con la aparición de infecciones y enfermedades autoinmunes.

Diversos estudios han demostrado que las células T (linfocitos T), una parte fundamental del sistema inmune, se activan en presencia de vitamina D. Por lo tanto, nos protege de la enfermedad, ya que desencadena la acción antiinflamatoria en el cuerpo, haciendo que responda a la agresión.

Otros beneficios de la vitamina D son:

La vitamina D combate los resfriados estacionales

Los resfriados son más comunes durante el período de frío, cuando la producción natural de vitamina D en el cuerpo está en un nivel más bajo. Por lo tanto, las personas con deficiencia de vitamina D son más propensas a las infecciones respiratorias. Un equipo de científicos de la Universidad Queen Mary de Londres realizó varios estudios y concluyó que la vitamina D está indicada para prevenir resfriados, gripe u otras infecciones respiratorias agudas.

El cuerpo humano produce vitamina D cuando la luz solar convierte una sustancia química en la piel en una forma activa de la vitamina. Los investigadores dicen que una exposición diaria al sol entre 10 y 15 minutos es suficiente para que el cuerpo asimile las necesidades semanales. Es bueno saber que el uso de protectores solares, incluso con un factor de 15, reduce la producción de esta vitamina en un 99.9%.

Dosis diaria recomendada de vitamina D

Los especialistas recomiendan para niños de hasta 1 año 1,000 unidades internacionales (UI) por día, para personas de entre 19 y 49 años una dosis de 200 UI / día, para las personas de entre 50 y 70 años necesitan 400 UI / día, y para los mayores de 70 años en algún lugar a 600 UI / día. Estas dosis pueden variar, dependiendo de las necesidades individuales de cada persona, y el médico decide cuándo es necesario.

Preste mucha atención a la cantidad asimilada, ya que las altas dosis de vitamina D, es decir, las mayores de 1,000 UI, pueden tener repercusiones. Los síntomas de las personas intoxicadas con vitamina D incluyen articulaciones y dolores de cabeza, pérdida de apetito y calcificación de órganos, y aquí nos referimos a los riñones, el corazón, los pulmones y los vasos sanguíneos.

Las personas que asimilan la vitamina D necesaria de su dieta reducen el riesgo de fracturas y, al mismo tiempo, previenen o incluso disminuyen la velocidad de la osteoporosis. La osteomalacia o el ablandamiento de los huesos, así como el dolor muscular se atribuyen a la deficiencia de vitamina D. La deficiencia severa conduce a una mineralización insuficiente del tejido óseo recién formado (osteoide), lo que resulta en el desarrollo de raquitismo en niños y osteomalacia en adultos.

Por lo tanto, la vitamina D es esencial para la formación y el mantenimiento de la salud ósea, porque el componente principal de los huesos, el calcio, se absorbe sólo en presencia de vitamina D. La vitamina D reduce el riesgo de artritis reumatoide, esclerosis múltiple y ciertos tipos de cáncer.

Vitaminas D3 (colecalciferol) y D2 (ergocalciferol), las más importantes

vutaminas2

La vitamina D3 está presente en alimentos de origen animal, se activa en el cuerpo con la exposición al sol o en suplementos nutricionales. En cuanto a la vitamina D2, está presente en alimentos de origen vegetal. Así, una dieta variada nos brinda la oportunidad de asimilar esta vitamina, tan importante. Aunque la mayoría de los suplementos se pueden tomar sin receta, consultar a un médico ayuda mucho, porque la deficiencia de vitamina D es tan peligrosa como la intoxicación.

Entre los alimentos más adecuados se encuentran el pescado graso (salmón, sardinas, bacalao, atún), hígado, carne de res, productos lácteos (leche y yogur), cereales fortificados, naranjas, hongos cultivados naturalmente al sol, pero también la yema de huevo. La mejor fuente de vitamina D es el aceite de bacalao. Por lo tanto, una cucharadita de aceite de hígado de bacalao proporciona el requerimiento diario.

Summary
La vitamina D, fortaleciendo el sistema inmune
Article Name
La vitamina D, fortaleciendo el sistema inmune
Description
Vitamina D nos protege de la enfermedades, ya que desencadena la acción antiinflamatoria en el cuerpo, haciendo que responda a la agresión.
Author