Saltar al contenido
Blog animalista

La historia de esta perra muestra los peligros de alterar la genética de los animales por estética

30/09/2015
perro sordo adoptado 03

perro-sordo-adoptado-04

Noel es una Pastora Australiana completamente blanca. Es sorda y parcialmente ciega. Pero lo más triste es que su condición podía haberse evitado, ya que no ha sido consecuencia del azar. Con el objetivo de conseguir perros con el llamado color “doble merle”, se trata de influir en la genética a través de los cruces.

Se busca ese pelaje totalmente blanco tan característico. Lo malo es que esta práctica lleva aparejado un alto riesgo de que los cachorros nazcan con severas deficiencias auditivas por falta de pigmento, así como problemas del sistema nervioso y, en el peor de los casos, la muerte en la primera semana de vida del perro.

 

perro-sordo-adoptado-03

Los porcentajes de riesgos de esta práctica son altos, de cerca del 25%, lo que significa que uno de cada cuatro cachorros criados de esta manera tienen muchas posibilidades de sufrir algún tipo de discapacidad, enfermedad severa e incluso muerte prematura.

perro-sordo-adoptado-02

Por suerte, Noel es tratada por su familia como un perro normal, y es totalmente feliz y ajena a su diferencia, pero su historia debe servir para concienciar de que no debemos jugar con el futuro y la salud de seres vivos por puros intereses estéticos.

perro-sordo-adoptado-01

Fuente: The Dodo.