Saltar al contenido
Blog animalista

La FCC trata de terroristas a los ecologistas

09/11/2019
agresion animalista

La caza desde hace años es motivo de crítica y controversia crecientes en España. Desde el punto de vista ético y de conservación de la biodiversidad sumando el económico, se pone en cuestión, y con razón, una actividad que se sustenta únicamente sobre la afición de un reducido colectivo de personas que disfrutan con el macabro hecho de matar animales.

Pero que haya colectivos radicales a los que les guste hacer daño no es nada nuevo, el problema viene cuando instituciones y gobiernos del estado llamado socialista, animalista y muchas banderas que se asignan apoyan el asesinato cruel de animales, como si fueran un deporte olímpico.

Apoyo institucional

La Federación Catalana de Caza ha lanzado una campaña en la que intenta explicar a través de varios comunicados como se deben comportar los cazadores ante los boicots de algunos animalistas que lo único que hacen es proteger la fauna y el medioambiente.

Quizás lo grave en todo ello, es el apoyo institucional que encuentran en los cuerpos de la administración y del Estado que en todo momento les han apoyado con la iniciativa y a la única parte que protegen no es efectivamente a los que protegemos a los animales.

Pasamos a recoger los pasos que entre administración, estado y asociación de caza han elaborado:

1.- Descargar el arma.

2.- Mantener la calma en todo momento y no caer en provocaciones.

3.- Llamar al 112 y denunciar la situación.

4.- Avisar a los compañeros por la emisora y recabar testigos de la situación.

5.- Recoger todas las evidencias posibles de la agresión: fotos/videos, matrículas de coches, identidad de los autores, etc.

6.- Presentar denuncia ante las autoridades competentes (Mossos d`Esquadra o Guardia Civil)

7.- Comunicar lo ocurrido a la Federación Catalana de Caza que prestará asesoramiento y asistencia legal sin coste para sus federados. La federación prestará en todo momento apoyo.

Desde la nube de algodón denunciamos este acto por parte de las instituciones de ponerse a favor del poderoso y del que mata a los seres que habitan nuestro planeta, ya que lejos de ser un medio de subsistencia, la caza se ha convertido desde hace muchísimos años en una simple actividad de ocio y comercial basada en proporcionar a unos cuantos la diversión de matar a seres indefensos que el único daño que han hecho es vivir en un planeta de desalmados.

La caza no aporta nada bueno

Según estadísticas oficiales mueren cada año del orden de 25 millones de animales y la caza es ejercida ya por 800.000 terroristas que atentan contra la libertad de estos pequeños seres.

Algunas de las actividades relacionadas con la caza, como puede ser el uso de venenos, el empleo de diferentes métodos de control de depredadores o el disparo directo afectan aún a día de hoy a especies tan emblemáticas como el oso pardo, el lince ibérico, el quebrantahuesos, el águila imperial, el lobo ibérico, el águila perdicera o el milano real todas ellas declaradas en peligro de extinción.

Lo mas triste de ello, es que la caza se ha reconvertido y cada vez más, los animales que se cazan son criados en granjas y liberados en los cotos para su captura inmediata. Son las modalidades denominadas intensivas y que se desarrollan tanto sobre especies de menor como de mayor. Es decir que su diversión es criar animales para después soltarlos y divertirse matándolos sin piedad.

Cada año, un promedio de 30 personas mueren por incidentes relacionado con el empleo de armas de fuego durante la práctica de la caza. Y no todos los casos afectan en exclusiva a aquellas personas que la ejercitan.

Te ha gustado este post ?

Click para votarnos

Puntuación / 5. Contador votos

Se el primero en votar

Lamentamos que no te haya gustado este post

Permite mejorar este post


Natalia Usacheva