Un gato y una pogona, Baby y Charles, son los protagonistas de esta historia. Si ya es extraño que los gatos se hagan amigos de cualquiera, lo de estos reptiles llamados pogonas o dragón barbudo, que son familia de las iguanas, es más extraño todavía.

Y aunque naturalmente, los animales pueden aprender a convivir los unos con los otros, no deja de resultarnos  extraño según las especies. Porque la mayoría podría aceptar sin sobresaltarse la amistad de una ballena y un delfín, pero ¿de un pájaro y un gato? O de ¿un gato y un reptil?

Sin embargo, existen estas amistades y son tan reales y bonitas como cualquiera. Un buen ejemplo de ello es la historia de Baby, un gato, y Charles, una hembra de dragón barbudo. Al principio, no estaba claro si se llevarían bien pero ahora solo hay que ver estas imágenes para saber que sí.

¿Hay algo más insólito que esta amistad? Es increíble como se adoran

Al principio su dueño estaba preocupado por si Baby hería a Charles

Duermen siempre juntos y abrazados

Incluso vigilan la casa juntos, Charles y Baby comparten todo

Les encanta compartir la hora de la comida

Cuando se echan la siesta no podrían ser más adorables

Las muestras de cariño son normales entre estos dos mejores amigos

Y desde luego saben como divertirse juntos

A todos nos gusta compartir tiempo con nuestro mejor amigo, y ellos no iban a ser menos

Fuente: Boredom Therapy

Summary
Un gato y un reptil, mejores amigos
Article Name
Un gato y un reptil, mejores amigos
Description
Estos dos amigos no podrían ser más adorables juntos. Nadie hubiera apostado por su amistad, pero sin embargo son inseparables.
Author
Publisher Name
la nUBE de Algodón
Publisher Logo