Saltar al contenido
Blog animalista

Indignación total: lanzamiento de un cerdo desde un helicóptero hacia una piscina

15/01/2020
cerdohelicoptero2

En tiempos de redes sociales, la viralización de vídeos e imágenes sobre hechos aberrantes y repudiables es cada vez más frecuente. Eso es lo que sucedió en Argentina con un empresario dueño de una de las marcas de ropa más prestigiosas de ese país, que quedó envuelto en un escándalo total porque se lo acusó de haber sido el responsable del vídeo que todo el pueblo argentino comenta y critica: el lanzamiento de un cerdo desde un helicóptero hacia una piscina.

Lanzamiento de un cerdo

Las imágenes impactan. Si eres impresionable, no te recomendamos ver el vídeo. Pero también es importante observar a que nivel de crueldad puede llegar la gente. Y además, toda la logística para llevar adelante un acto tan aberrante. Aún si el cerdo ya estuviese sin vida, como parece en las imágenes, el sólo hecho de pensar en la posibilidad de lanzar a un animal desde un helicóptero hacia el sueño habla muy mal de la persona que lo lleva adelante.

En el vídeo se observa cómo un helicóptero se posiciona sobre el jardín de una lujosa mansión en las afueras de la ciudad uruguaya de Punta del Este y lanza el animal. Al caer en el agua, salpica hacia fuera. Y lo peor de todo es que las personas que estaban filmando el hecho con sus teléfonos móviles estallan de risa.

Acusación a un empresario

La mansión donde ocurrió el lanzamiento del cerdo está siendo ocupada este verano del hemisferio sur por el empresario textil argentino Federico Álvarez Castillo. Creador de varias marcas de primer nivel, con Etiqueta Negra llegó a vestir con sus trajes a la Selección Argentina de fútbol durante el Mundial de Sudáfrica 2010.

La revista Noticias, que fue la que publicó el vídeo a manera de primicia, sostuvo que el mismísimo empresario fue quien lanzó al animal desde las alturas.

Ante esta acusación, inmediatamente en las redes sociales se generó un fuerte repudio contra Álvarez Castillo y los usuarios llamaron a realizar un boicot contra todas sus marcas, evitando comprar su ropa.

Una vez que los dedos de toda la sociedad lo apuntaban, el empresario ensayó una defensa a través de una publicación en su cuenta de la red social Instagram.

“En virtud al vídeo que está circulando en las redes sociales, quiero repudiar este hecho de vandalismo del cual fuimos víctimas mi familia y yo”, comienza su descargo.

“Aclarar que al momento del hecho nos encontrábamos dentro del hogar cuando sentimos un fuerte ruido en el jardín”, continuó.

“Al salir, percibimos el acto aberrante que nos llevó a un gran desconcierto por una broma de muy mal gusto. Por tal motivo, repudiamos este tipo de acciones y estamos trabajando para que se esclarezca de inmediato esta situación”, cerró el empresario sobre el episodio del lanzamiento de un cerdo sobre su piscina.

La defensa de su pareja

Lara Bernasconi, famosa modelo en la Argentina, es la pareja de Álvarez Castillo y también salió a defenderse, ya que muchos la acusaban de ser la persona que se reía a carcajadas en el vídeo.

La señal televisiva “Todo Noticias” se comunicó con Bernasconi, que prefirió no brindar una entrevista al aire pero sí explicó su versión de los lamentables hechos.

“Alguien nos tiró un cordero desde un helicóptero. Nosotros no tenemos nada que ver con esta situación”, aseguró la modelo, que confirmó lo que se sospechaba: el animal no estaba vivo al caer en la piscina.

Quién es culpable del lanzamiento de un cerdo

Sin embargo, algunas cuestiones que derivan de hacer un rápido análisis del vídeo dejan muchas dudas y refuerzan la teoría de ubicar al empresario como el culpable.

En primer lugar, ya hay una persona que comienza a grabar todo lo que ocurre con su teléfono móvil desde antes que se iniciara el lanzamiento del cerdo desde el aire. ¿Para que va a filmar un helicóptero alguien que solamente descansa en el jardín de su mansión si no sabe que algo extraño puede llegar a suceder?

La segunda cuestión, como ya mencionamos, es la risa que se escucha de fondo una vez que el cerdo cae al agua. La persona que vio eso en el momento en el que sucedía no parecía escandalizarse. Todo lo contrario, estaba feliz con el aberrante acto de maltrato animal que acababa de presenciar.

El tercer punto que la gente pone en tela de juicio en las redes sociales es la coartada del empresario. Álvarez Castillo sostuvo en su defensa que él y su familia se encontraban dentro del hogar en el momento del lanzamiento del cerdo hacia su piscina. Si esto es verdadero, ¿quiénes eran las personas que estaban en el jardín de su casa y que registraban en un vídeo todo lo que sucedía? ¿Son ellos mismos? ¿Son amigos o familiares a los que tratan de cubrir? ¿O evidentemente fueron víctimas de un hecho de vandalismo de dos personas que irrumpieron en su propiedad y se complotaron con un piloto de helicópteros?

Sea cual fuere la verdad, lo único en lo que todo el mundo coincidió es en el repudio al vídeo. Lamentablemente, estas imágenes deberían ser desterradas de la sociedad. Y los responsables del hecho, pagar las consecuencias de llevar adelante un acto de maltrato animal.