Saltar al contenido
Blog animalista

El imponente hipopótamo

27/07/2020
El imponente hipopótamo scaled

El inmenso tamaño, y su poca tolerancia con su alrededor hace que titulemos al hipopótamo como imponente. Este gran animal tiene entre sus principales características el ser herbívoro, y llama la atención porque tal agresividad le puede hacer ganar fama de gran cazador, pero solo come vegetales.

Se encuentran principalmente en África, aunque también están repartidos por muchos zoológicos del mundo.

Los hipopótamos no son territoriales, sin embargo tienen poca tolerancia con los que están a su alrededor. Su lugar de movimiento puede ser compartido pero hasta cierta distancia. Los enfrentamientos entre estos mamíferos y otras especies de su tamaño o más, son muy comunes.

Están la mayor parte del tiempo en las cercanías del agua. Les gusta trasladarse de noche a los lugares donde se sienten con más comodidad para comer.

¿Dónde están exactamente?

La República del Congo, Somalia, Sudan, Uganda e incluso Colombia son los sitios naturales donde se encuentran los hipopótamos. Este último país entra en la lista debido a un grupo de estos animales que pertenecían a Pablo Escobar Gaviria.

Personas de todo el mundo con gustos por estos gigantes, y con posibilidades financieras se han dado a la tarea de cazarlos para tenerlos como exhibición en sus casas.

La dieta de los hipopótamos

Vegetarianos por naturaleza. Les encanta comer pasto, pueden ingerir entre 50 y 70 kilos de este alimento. Su momento ideal para cargar energías es en la noche, y se lo toman con mucha tranquilidad, pueden demorar en cuatro y seis horas comiendo.

En los momentos más duros de su hábitat natural cruzan la línea del vegetal y pueden comer carne muerta, peros siempre su inclinación es lo vegetal por lo que se sumergen en el agua no solo a refrescarse, sino también a proveerse de alimentos.

Cada uno de estos hábitos sostiene durante sus aproximados 50 años de vida los 1700 kilos que pesa en promedio un hipopótamo adulto.

¿Cómo es su apareamiento?

La consumación y posterior nacimiento se lleva a cabo todo en el agua. Instintivamente el refrescamiento de su masa, sumado a lo natural del apareamiento y posterior parto, les hace buscar la mejor manera de estar tranquilos.

El periodo natural de gestación de la hembra es de ocho meses, luego de eso pasarán más de dos años y medios hasta que vuelva la fertilidad y encargar una nueva cría.

Los pequeños hipopótamos llegan al mundo pesando alrededor de 40 kilos, y sus primeros meses son cruciales para el fortalecimiento de sus músculos y sentido de sus alrededores.

Pesados pero veloces

Señalamos que un hipopótamo adulto puede llegar a pesar alrededor de 1700 kilos, sin embargo, especies más grandes y pesadas han sido vistos por exploradores. Documentación científica apunta a que hay mamíferos de esta clase de más de 2500 kilos de peso.

A pesar de semejante volumen, los hipopótamos logran alcanzar velocidades parecidas a las de un humano que no sea corredor de alta competencia.

Pueden acercarse a los 40 kilómetros por hora en una arrancada producto de una pelea. El promedio es de 15 y 20 kilómetros por hora en momentos estrictamente necesarios para ellos.

¿Qué peligros enfrentan los hipopótamos?

Durante aproximadamente 40 años de vida son muchos los obstáculos que deben sortear los hipopótamos. Siempre ha sido un problema para todos los animales la ocupación de sus lugares naturales por parte de los seres humanos.

Particularmente para los hipopótamos representa un alto riesgo la ausencia de agua dulce, y como el hombre también tiene el mismo problema especialmente en África que es donde habitan mayormente estos gigantes, quien se lleva la peor parte es el animal puesto que nosotros hacemos valer nuestra condición de más fuerte.

Los hipopótamos son objetivos de cacería deportiva, y también por dinero. En algunos casos los exhiben como trofeos y procuran apropiarse de sus dientes también como adornos, eso los hace estar siempre en el ojo de aquellos que tienen esas prácticas.

Innumerables organizaciones mundiales contra la caza y el cuidado de la fauna mundial han trabajado para que los hipopótamos sean considerados especies vulnerables, y eso permita que se creen nuevas leyes que puedan protegerlos.

Estas mismas organizaciones se han dado a la tarea de argumentar con pruebas contundentes que los hipopótamos no representan ningún peligro para la humanidad.