De Hey Jules a Hey Jude

Hace cincuenta años de la publicación en Estados Unidos de la canción de los Beatles ‘Hey Jude’. Cuatro días más tarde, el disco que contenía la canción, el primero del sello propio del grupo, apareció en el Reino Unido y en seguida en el resto de Europa. Inmediatamente, escaló en las listas de éxitos a pesar del hecho, absolutamente inusual, que la canción duraba siete minutos. ‘Hey Jude’ fue un éxito inmediato, en buena parte gracias a la coda, el famoso ‘Na-na-na na, hey Jude’. Con el paso de los años se ha convertido en un himno no sólo musical y que la cantan públicos de todo el mundo en las ocasiones más variadas. Si la canción es archiconocida, no lo es tanto, sin embargo, la historia que tiene detrás.

La canción está firmada por Paul McCartney y John Lennon. Pero la inspiración y la estructura inicial pertenecen solo a McCartney y se forjó en unas circunstancias muy especiales. Lennon decidió divorciarse de su primera mujer, Cynthia Powell, para irse con Yoko Ono. McCartney viajó de Londres para estar a su lado y al de su hijo Julian. McCartney tenía una gran relación con Julian. Por el camino apareció la melodía, sólo que en vez de decir ‘Hey Jude’ decía ‘Hey Jules’, en referencia a Julian. McCartney explica que compuso la melodía como una especie de abrazo a la criatura.  Entonces tenía sólo cinco años y quería explicarle que en la vida pasan estas cosas y que hay que salir adelante.hey jude 50 anos 01

La grabación de Hey Jude

Volviendo a Londres, McCartney grabó en casa una primera versión de la canción, pero cambió a él ‘Jules’ por ‘Jude’. En parte para preservar la privacidad de sus amigos y en parte porque sonaba mejor. McCartney también pasaba un momento personal muy complicado. Hay quien opina que la versión definitiva de la canción habla más de él, es como una reflexión sobre sus conflictos de pareja.

Sea como fuere, el 31 de julio los Beatles grabaron la primera versión de la canción en los estudios Trident. Más tarde se añadió la orquesta, no sin dificultades. A McCartney no le gustó nada el poco entusiasmo de los músicos. Cuando les pidieron que palmearan y cantaran en la coda, algunos se negaron y les  tuvieron que pagar el doble para que se avinieran.

Finalmente la versión estéreo de ‘Hey Jude’ fue mezclada y completada en Abbey Road el 2 de agosto. Completada con los famosos 7:11 de duración, que hicieron trepar por las paredes el mítico manager de los Beatles, George Martin. Según él, ninguna radio no querría emitir una canción tan larga. Como hacían a veces, en la canción se dejó un error expresamente. En el minuto 2:58 se puede sentir McCartney diciendo ‘Fucking hell!’, porque se equivocó en una nota. El volumen es muy bajo y hay que prestar mucha atención para darse cuenta.

Controversia

El disco se puso a la venta con un error de promoción que causó alarma. The Beatles habían cerrado una semana antes una tienda que habían abierto en Baker Street, en Londres.  Decidieron pintar en grandes letras las palabras ‘Hey Jude’ y ‘Revolution’, las dos canciones del disco. Pero esto fue interpretado, erróneamente, como un gesto antisemita, pensando que Jude quería decir ‘judío’. Hubo una gran polémica y la tienda fue atacada. Mientras el grupo intentaba explicar que ni siquiera habían pensado en la posible interpretación que algunos hicieron.

La controversia fue superada por la aparición del videoclip creado para promocionar la canción. Se ve lo que sería una actuación normal en un programa de televisión, alterada al final por la aparición repentina del público alrededor de los músicos en la coda. El grupo se preocupó de que la diversidad de Londres se reflejara en las imágenes. De esta manera contrarrestaron la etiqueta de racistas que la promoción les podría haber asignado. La consecuencia fue que millones de personas se sintieron reflejadas en una escena que no se había visto nunca por televisión y que catapultó ‘Hey Jude’ para siempre.

Fuente: Vilaweb