Saltar al contenido
Blog animalista

Gatos: Los felinos más dóciles

26/07/2020
Gatos Los felinos más dóciles scaled

No hay duda de que los gatos son una de las mascotas preferidas entre las personas, junto con los perros. Estos felinos suelen ser muy diferentes que los caninos y justo eso mismo es lo que los hace tan especiales. Su actitud y sus características específicas lo convierten en una excelente mascota.

Los gatos son un animal que lleve miles de años acompañando al hombre. Se ha adaptado a nuestra forma de vida y ha convivido con nosotros. Gracias a su pequeño tamaño comenzó a simpatizar con el humano desde en Antiguo Egipto.

Nuestros ancestros lo tenían como parte importante de  su cultura. Desde siempre se han considerado animales muy astutos, misteriosos y solitarios. Incluso ahora, todavía les rodea un aura de mucho misticismo.

Indice del artículo

El gato como mascota

Los gatos tienen fama de ser animales muy independientes, a diferencia de los perros, estos felinos prefieren la tranquilidad, la soledad y aunque suelen ser cariñosos y requieren de atenciones y cuidados, su momento favorito del día será estar en soledad.

A pesar de ser solitarios e independientes, los gatos son animales muy juguetones, traviesos y curiosos, sobre todo cuando están en sus primeros meses de vida.

También se les conoce por ser felinos muy inteligentes y por estar siempre en alerta. Si quieren conseguir algo, se idearán un plan para tenerlo rápido y en la mayoría de los casos, lo consiguen.

Al igual que el resto de los felinos, los gatos tienen garras muy afiladas, pero se encuentran escondidas en sus patos, es decir, son retráctiles. Solo las sacan cuando van a cazar, cuando están jugando o cuando quieren agarrarse de algo.

Físicamente son animales pequeños, fáciles de agarrar e ideales para sitios pequeños. Tienen el cuerpo cubierto de pelos, pero esta característica siempre dependerá de la raza.

Su mirada es penetrante y tienen colmillos pequeños, pero afilados que les va de maravilla para desgarrar a su presa. Su cola suele ser larga y peluda, y siempre les ayudará a mantener el equilibrio, especialmente cuando van a saltar.

La vida de un gato

Hoy en día es muy raro ver un gato salvaje viviendo en campos o selvas, porque esta especie evolucionó a un animal muy doméstico y para estar cerca de las personas.

Sin embargo, sí es posible toparse con un gato salvaje o callejero. Son esos que se la pasan en los callejones, comen de la basura y muchas veces utilizan su instinto de caza para robar alimentos de casas o de donde puedan.

Los gatos son animales carnívoros, aunque para su desarrollo completo, también van a necesitar de verduras. Estas últimas ayudarán a que sus intestinos queden mucho más limpios.

El pescado es uno de los alimentos fundamentales para estos felinos. Las sardinas deberían estar en su dieta diaria, bien sea naturales, o enlatadas.

Toda persona que haya tenido gatos, sabe lo importante que es la esterilización. Al ser un animal pequeño y con instintos felinos, el gato puede escarparse con facilidad de la casa, sobre todo, cuando está en celo.

Es fácil reconocer cuando está en este momento, ya que el animal se roza con todo lo que encuentra en su camino y está más cariñoso de lo normal.

El período normal de gestación es de 60 o 65 días y nacerá una camada de varios gatitos. Por lo general, nunca es superior a los pezones de la gata, pero si nace alguno de más, se le debe alimentar a parte porque la gata puede abandonarlo.

Especies de gato

Existe una gran infinidad de razas de gatos por lo que las características físicas siempre van a varias.

Están los gatos sin pelo, que, a pesar de no ser una raza muy popular, son ejemplares muy costosos y siempre asociados a la élite. Los gatos de pelo largo suelen ser los más peludos y son conocidos por su extraordinaria belleza.

Los gatos de pelo pequeño son varios tipo de razas con características muy destinas entre sí y también con temperamentos variados. Los gatos orientales son reconocibles por su pelaje y misticismo.

Por último, están los gatos grandes. Algunas de estas razas pueden llegar a los 14 kilos. Suelen ser cariñosos y muy tranquilos.