Que los cerditos en miniatura cada vez tienen una mayor acogida entre los amantes de las mascotas no es ninguna novedad, pero sí cuando uno de ellos comparte una amistad tan especial con un hermoso gato siamés.

Parece que ambos animales están echándose la siesta. Sin embargo, los ronquidos del cerdito son tan fuertes que el pobre gato no puede pegar ojo, por lo que acaba resignándose y haciéndole caricias mientras el otro duerme a pata suelta.

Un entrañable momento que su dueño no dudó en compartir a través de Youtube, enamorando a miles de personas de todo el mundo. ¡No te lo pierdas!

Fuente: Nicolle von Eberkopf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Entreblogggs - Jordi Tornés José .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Intergrid SL.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.