En ocasiones, desgraciadamente, madres e hijos del mundo animal se separan por desafortunadas circunstancias (algunas de ellas por intervención de los humanos). Sin embargo, en algunas de esas ocasiones, la historia tiene final feliz y pueden volver a reunirse en algún momento (generalmente, también, gracias a la intervención humana).

Pero, ¿qué ocurre en estos momentos? ¿Se reconocen? ¿Se recuerdan? ¿O simplemente se comportan como dos seres desconocidos?

Este emotivo video recoge algunos casos de reuniones de una madre elefante y su pequeño, una vaca y su ternero, una leona y su cachorro…

Vosotros mismos podéis juzgar, a partir de sus reacciones, si creéis que aun se reconocen entre ellos a pesar de haber pasado años en algunos de los casos. Desde mi punto de vista, la respuesta está bastante clara, pero ya nos contaréis cuando veáis el video completo. Eso sí, preparad un pañuelo.

Fuente: The Dodo