Saltar al contenido
Blog animalista

Este gato metió la cabeza en un bote de cristal. Mira lo que tuvieron que hacer para liberarlo

07/09/2016
gato atrapado tarro

Meter las narices donde no nos llaman y la curiosidad mató al gato es una mezcla peligrosa. Menos mal que también se dice aquello de los gatos tienen 7 vidas, porque todos los líos que se buscan serían suficientes para agotar al más aventurero.

Pero como ya sabemos, los gatos son curiosos por naturaleza y meten las narices donde no deben. Y a veces no solo las narices, sino la cabeza entera. En un tarro de cristal.

No sabemos cómo hizo para acabar con la cabeza en un bote de cristal o que esperaba encontrar pero desde luego que le salió mal. ¡Qué agobio! Debe costar hasta respirar del encierro que supone tener la cabeza envasada al vacío.

gato-atrapado-tarro

La única opción posible después de intentar sacarlo con las manos era esto. Puede parecer arriesgado y un poco impactante pero esperar más hubiera sido un desacierto. Como salvadores hay que tener la entereza y las agallas para dar el golpe de gracia sin dudar.

Y no solo uno, sino hasta tres golpes hicieron falta para liberar por completo al desafortunado felino.

gato-atrapado-tarro12

Ojalá pudiéramos saber que es lo que el gatito estaba pensando durante la maniobra de liberación. Sería gracioso ver como seguro ya estaría planeando como hacer la siguiente fechoría. O tal vez no, quizá ya haya tenido suficiente para todas sus siete vidas de gato entrometido.

gato-atrapado-tarro11

Menos mal que ya después del primer golpe al menos el animalito podía respirar tranquilo. Solo quedaba deshacerse del collar de cristal que todavía le quedaba en el cuello.

Fuente: Sun Gazing


Ana Hache

Ana Hache

Escritora apasionada. Estoy especializada en el mundo de la decoración y el diseño de interiores.