Saltar al contenido
Blog animalista

Estaban de acampada y, al despertar, un grupo de leonas esperaba fuera de la tienda

30/05/2016
leonas camping

Ir de acampada es una de esas actividades que te hace conectar con la naturaleza. Muchos piensan que es incómodo y, de acuerdo, se descansa mucho más en un hotel de cinco estrellas, pero no me negaréis que la experiencia de sentir que formas parte del paisaje no es increíble.

Te despiertas con el frescor de la mañana, con el sonido de los pájaros, deseando deseperezarte y salir al exterior con la primera luz del día para encender la hoguera y preparar café. Una sensación deliciosa.

Pero hay que tener algo en cuenta, algo muy importante. Es probable que no seas el único habitante de la zona y nunca sabes quién puede venir a curiosear y a darte los buenos días. Bien nos puede hablar de ello Francie Francisca Lubbe tras vivir una experiencia inolvidable en su útlimo viaje a África.

leonas-camping

Francie y sus acompañantes acamparon en Parque Kgalagadi Transfrontier, en Botswana, y durante una tarde de tormenta, se refugiaron en la tienda hasta que llegó la mañana siguiente. Cuál fue su sorpresa al despertar cuando descubrieron que un grupo de leonas se encontraba en el exterior bebiendo el agua que había quedado sobre la lona de la tienda.

Como si de profesionales se tratase, Francie y sus compañeros mantuvieron la calma en todo momento y supieron disfrutar de esta experiencia única. Eso fue, en parte, lo que permitió que las leonas se mostrasen tranquilas y se fuesen por donde habían venido al acabar de hidratarse. Si la reacción de los humanos hubiese sido otra, posiblemente los animales habrían sentido curiosidad y la cosa podría haber acabado de otra forma.

Francie Francisca Lubbe
Francie Francisca Lubbe

Sin embargo, los turistas se armaron con sus cámaras de fotos y vídeo y registraron esta impactante escena disfrutándola al máximo. ¡Menuda historia para contar!

No te pierdas el vídeo del momento en que ven a las leonas beber agua de su tienda, se te ponen los pelos de punta, ¿verdad?

Fuente: The Dodo