Saltar al contenido
Blog animalista

Estaban dándose un baño en la piscina y de pronto aparece un elefante

02/11/2016
elefante piscina

Cuando se tiene sed nada puede pararte. Esta es una característica común a todos los seres vivos sobre la faz de la Tierra. Y qué gusto cuando bebes por fin. Es casi como cuando ecesitas ir al baño urgentemente, no hay obstáculo que se interponga entre tú y tu objetivo.

Un elefante, una piscina y mucha sed. Casi podría ser el título de una película, pero sin embargo es la vida real. Esto fue lo que vieron unos bañistas cuando estaban tranquilamente en su piscina dándose un chapuzón.

Seguro que la reacción inicial de muchos es gritar o salir huyendo, pero es mucho mejor actuar como los protagonisas de esta historia. 

elefante-bebe-piscina2

Quedarse quietos, sin hacer mucho ruido y disfrutando de la maravillosa imagen. Y sobre todo agradecer que no se llevara tu cerveza, y se limitara solo a beber agua. Qué intruso tan educado, todo sea dicho.

elefante-bebe-piscina1

Después de todo no es tan raro, pues son los riesgos normales al tener una piscina abierta; en mitad de la naturaleza. Y mucho más emocionante así, sin saber quién vendrá a visitarte la próxima vez para echar un traguito de agua.

Fuente: Kerry Dunne