Saltar al contenido
Blog animalista

Esta es la razón de que los perros «vean» puertas invisibles

22/12/2016
perros puertas invisibles destacada

Las personas que conviven con mascotas en casa habrán observado que los animales son realmente inteligentes. Pequeños detalles que demuestran como piensan o enfrentan las cosas usando sus capacidades muy efectivamente. Especialmente los perros pueden llegar a ser más que listos, pero eso no quita que en ocasiones tengan comportamientos que nos dejen completamente a cuadros.

Si eres el feliz dueño de una mascota sabrás que una de estas cosas que te deja con la boca abierta es su capacidad para observar cosas que tú no ves. Por ejemplo, puertas inexistentes, marcos que no son traspasables.

Puede ocurrir que hasta que no te acerques y hagas como que abras la puerta ellos ni se muevan. Es muy probable que incluso se quedan observando entre asustados por algo que no percibimos y absortos a la espera de algo que no comprendemos.

¿Pero qué hay ahí? ¿Qué sucede?

Quien ha estudiado este hecho de cerca ha podido observar que el efecto que los humanos hemos causado en los perros, es en realidad un arma de doble filo. Por un lado puede resultar ventajoso para ellos, pero por otro ha destruido completamente algunas de sus habilidades.

Son capaces de entenderte cuando hablas, incluso con la mirada les basta. Pero por ejemplo sería ya difícil que pudieran soportar lo que viven los lobos, por ejemplo la perdida de cierta habilidad para entender las conexiones físicas entre los objetos. De hecho, se han hecho experimentos con perros y lobos para comprobar que estos últimos superan mejor este tipo de tareas como sortear obstáculos o encontrar salidas. Expertos como Antonio José Osuna Mascaró, biólogo especializado en comportamiento animal, expone que la clave de este pequeño misterio podría estar en la gran dependencia que tienen los perros con nuestra presencia además de su capacidad no muy alta para entender cómo funciona la interacción entre objetos.

Todo proceso de domesticación implica unos cambios que afectarán inevitablemente a quienes lo viven. Por ejemplo, si como hemos dicho, tu perro puede comprenderte con facilidad, e incluso interpretar tus miradas, se debe a años y años en los que los canes han acompañado a los humanos. Pero esta absoluta dependencia llega a tal extremo que cuando hay un extraño delante de nosotros y nuestro perro, llega a ocurrir que de cara a ese extraño nuestra mascota confíe más en nosotros que en sus propios instintos o sentidos.

Hecho que podría explicar a la perfección gran parte de lo que sucede en los vídeos; ya que este mismo proceso, desarrollado año tras año, ha hecho que ahora sean incapaces de realizar ciertas acciones con normalidad o sin nosotros.

Explica Antonio José Osuna que los perros son capaces de resolver problemas complejos, pero que necesitan del componente social para hacerlo. Es decir, si por ejemplo los perros no tienen la vista necesaria para poder distinguir bien un cristal, probablemente se basen en trucos sencillos para saber si está abierto o no. En este caso es ver el movimiento de la mano humana tirando de la puerta»

De este modo si están acostumbrados a atravesar la puerta cuando el humano la abre, y su capacidad de distinguir el cristal tampoco es muy buena, es normal pensar que prefieran esperar y no quieran pasar ese umbral hasta que la señal esté clara, lo que explicaría ese curioso comportamiento ante las puertas invisibles.
Fuente: Vozpopuli


Ana Hache

Ana Hache

Escritora apasionada. Estoy especializada en el mundo de la decoración y el diseño de interiores.