Saltar al contenido
Blog animalista

Esta chica abrió su propia panadería después de ser rechazada por tener Síndrome de Down

19/01/2017
destacada panaderia

Imagina que tienes un sueño, y que quieres cumplirlo. No hace falta que sea algo imposible sino uno sencillo: trabajar donde siempre has querido, por ejemplo. Imagina ahora que nadie te deja llevarlo a cabo, que todos te rechazan por ser como eres y no te permiten trabajar en ninguna parte. Horrible y frustrante, casi una pesadilla más que una ilusión.

Colette Divitto vive en Boston (EE.UU) y siempre ha sido una aficionada a la cocina. Le encanta estar entre los fogones, amasando o experimentando con nuevas mezclas de sabores. Su sueño es ser panadera, pero de todas las entrevistas que hizo para serlo nadie la aceptó. Uno tras otro iban dándole excusas para no contratarla.

Collette tiene síndrome de Down y empezó a echarle la culpa de ello cuando siempre la rechazaban. «En las entrevistas me decían que era muy guapa, pero que no era una buena opción para ellos. Fue muy doloroso y me sentí muy rechazada», cuenta la joven en su Facebook, en una de las cientos entrevistas que acumula ya.

Pero jamás se desanimó y se lanzó a cumplir su sueño de ser panadera. Esta valiente joven pensó, si Mahoma no va a la montaña, la montaña va a Mahoma y abrió su propia panadería.

Con su madre y su hermana como aliadas, han creado ‘Collette´y’, su panadería en Boston. Todo un éxito, y más después de que las noticias locales hablaran sobre su historia. Desde entonces los pedidos se han duplicado, y en este diciembre pasado tuvo más de 10.000.

«El mayor éxito hasta el momento es lo rápido que está creciendo mi empresa, lo que significa que puedo comenzar a contratar personal, con y sin discapacidad», explica la joven.

Y lo más importante, «nunca se den por vencidos. No dejen que nadie te ponga triste ni te haga sentir rechazado. Mantén tu motivación y persigue tus sueños».

Esta es una historia que inspira y traza el camino correcto en una sociedad que todavía se empeña en marcar diferencias en lugar de ofrecer oportunidades. 

Fuente: Colette’s Cookies 

Te ha gustado este post ?

Click para votarnos

Puntuación / 5. Contador votos

Lamentamos que no te haya gustado este post

Permite mejorar este post