[Total:0    Promedio:0/5]

Mientras que una familia daba un paseo en barco, una ballena flotaba a la deriva en medio del mar. Asombrados, los pasajeros de la pequeña embarcación prestaron atención para descubrir si el enorme animal estaba vivo o no.

En cuanto descubrieron que aún se movía no lo dudaron ni un instante. Se lanzaron al agua para tratar de ayudarla. Enseguida vieron que estaba atrapada por una red de pesca. Muchas de estas redes causan la muerte de miles de peces una vez que han quedado a la deriva.

El cetáceo había quedado atrapado sin poder moverse, las cuerdas aprisionaban sus aletas. Pero gracias a un cuchillo y mucho trabajo los hombres que se toparon con la ballena empezaron a cortar las cuerdas. A medida que se iban aflojando el animal empezaba a moverse con más soltura.

El proceso puede poner los pelos de punta pero sin duda el final del vídeo es la mayor recompensa a cualquier sufrimiento. Esta familia debió sentirse muy pero que muy orgullosa de lo que hizo.

No siempre está en nuestras manos salvar a una ballena, pero sí que podemos dejar de arrojar desperdicios y basura al mar, reciclar o cientos de pequeños actos cotidianos que, aunque no lo parezcan, suponen un gran cambio.

Fuente: The Dodo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Angel Pitarque Pulido .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Intergrid SL.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.