El instinto maternal es de vital importancia para la supervivencia de cualquier especie, pero aunque se trate de algo completamente natural y que damos por sentado, a veces no podemos evitar quedarnos con la boca abierta y sufrir un ataque de ternura, sobre todo con historias como la que os contaremos hoy.

Si recordáis, hace unos meses os mostrábamos un vídeo en el que una gatita recién parida no solo acogía a un perrito abandonado, con tan solo unos pocos días de vida, sino que lo incluyó dentro de su propia camada como a uno de sus hijos.

Hoy queríamos mostraros unas imágenes que, precisamente, muestran el caso contrario. Los dueños de una preciosa caniche, que había sido criada por gatos cuando era un cachorro, encontraron a un gatito abandonado en la basura. Cuando llegaron a casa, la perra enseguida comprendió que aquel gatito necesitaba una madre.

Mira el vídeo y verás el precioso momento en el que la mamá y el hijo adoptivo se conocen.

Fuente: Taylor James Johnson