Saltar al contenido
Blog animalista

El criador la iba a sacrificar porque no podía andar, pero alguien bueno se cruzó en su camino

17/03/2016
mastin andar

Willow nació con una enfermedad que sufren algunos perros. Se llama “síndrome del cachorro nadador” y hace que los perros sean incapaces de mantenerse en pie y caminar, algo que empieza a notarse cuando cumplen las 3 semanas de vida. Además, su pecho está aplastado y sus patas quedan estiradas hacia el exterior, dándoles aspecto de “tortuguitas”.

mastin-sindrome-nadador-01

El criador que vio nacer a Willow, consideró que esta perrita estaba defectuosa y no era útil para su negocio (el precio de un mastín napolitano va desde los 1.000$ a los 3.000$, dependiendo de sus características y del prestigio del criadero), así que decidió que iba a deshacerse de ella como si de basura se tratase. Por suerte, algo hizo que se le ocurriese publicar en Facebook cuáles eran sus intenciones y fue gracias a ello que Jennifer Williams, presidenta de la asociación de rescate “2nd Chances Rescue”, se puso manos a la obra para salvar a la perrita.

Jennifer condujo hasta el criadero y allí encontró a 5 mastines napolitanos en perfectas condiciones, corriendo y jugando; pero luego vio a Willow, tirada en el suelo sin poder moverse. Estos cachorros suelen ser sacrificados o abandonados, Jenn tenía que hacer algo.

Tomó a Willow y se la llevó sin objeciones por parte del criador. El estado de la perrita era tan grave que a penas podía beber agua ni comer, por lo que Jennifer pidió ayuda a la terapeuta de animales Gina Gould.

mastin-sindrome-nadador-02

En dos días de tratamiento y rehabilitación, Willow fue capaz de dar sus primeros pasos. En pocos meses, empezó a correr. Combinando un tratamiento para ensanchar su pecho y colocar las patas en la posición correcta mediante una terapia de rehabilitación que incluía cirugía poco invasiva y ejercicios de natación, Willow se recuperó por completo.

Hoy, su nueva mamá vive con 36 kg. de puro amor y dulzura, una preciosa mastín de color gris perlado con unos ojos que quitan el hipo. Sana, alegre y agradecida, Willow es la prueba de que la dedicación y el amor superan todas las barreras, y su caso debería hacernos reflexionar sobre la cantidad de animales que mueren sacrificados porque nadie se plantea hacer algo por ellos.

mastin-sindrome-nadador-03

A continuación, te dejamos el vídeo con toda la historia, para que veas la recuperación de Willow paso a paso y compruebes que los cachorros que nacen con este problema pueden vivir si les ayudamos.

Original