Saltar al contenido
Blog animalista

Curiosidades de las espeluznantes arañas

29/07/2020
Curiosidades de las espeluznantes arañas

Es uno de los animales más escalofriantes del mundo y se encuentran en cualquier parte, menos en la Antártida. Se trata de las arañas, esos insectos que se desplazan rápidamente y causan miedo en muchos, se caracterizan por algunas curiosidades dignas de compartir.

Acá, hay una lista de cómo y son las arañas:

1.- Algunas especies de arañas llegan a medir hasta nueve centímetros y en el mundo se tiene conocimiento de unas 35 mil tipos, con pesos que van desde uno a 100 gramos. Asimismo, las arañas pueden vivir por más de 20 años. El nombre científico de estos animales es Pholcus phalangioides.

2.- Las arañas son unas especies carnívoras y su forma de “cazar” es verdaderamente peculiar. Estos animales se valen de su telaraña para atrapar a sus presas, las cuales quedan envueltas en esa sustancia. Es cuando la araña les inyecta jugos digestivos que dañan la carne. La araña aprovecha para absorber la carne, debido a que no son capaces de morder.

Es de este modo, que las arañas (así muchos las odien), son importantes para frenar la proliferación de insectos y plagas. Forman parte de un círculo natural que previene los brotes de alimañas que a veces dañan cultivos.

3.- Las arañas son bien conocidas por el efecto mortal que puede producir su veneno. Aunque no todas las especies son altamente venenosas, la gran mayoría sí tiene glándulas tóxicas que llegan a irritar la piel o a provocar daños, especialmente en los ojos.

En Australia, se encuentran las arañas más venenosas del mundo. Asimismo, existe la llamada “viuda negra”, la cual puede causar la muerte de su víctima tras inyectarle su veneno, que permanece en el cuerpo hasta por una semana.

Muchas de las pequeñas arañas que se ven en casa son inofensivas. En todo caso, siempre es mejor evitar molestarlas.

Muchos ojos…

4.- Algunas especies de arañas tienen entre seis y ocho pares de ojos. ¡Increíble! Se podría creer que su capacidad de visión es maravillosa y extensa, pero la verdad es que no es así. Todo lo contrario, la mayoría de las arañas no cuenta con buena visibilidad, lo que las lleva a orientarse a través de otros sentidos, como el olfato.

Y hay unas que viven en cuevas que ni siquiera tienen ojos, porque precisamente por estar permanentemente en la oscuridad, no necesitan visión para movilizarse. Ellas se valen de otros sentidos para poder atacar a sus presas, defenderse y caminar.

5.- Las arañas tampoco se caracterizan por ser muy “amorosas” con sus parejas. De hecho, cuando el macho buscar aparearse con la hembra, la conquistas dándole “regalos”, insectos envueltos en tela. Una vez que el macho logra copular con la hembra, ésta generalmente ¡se lo come! La araña llega a tener más de 2000 huevos, los cuales los lleva sobre su espalda hasta que eclosionan.

6.- Estos animalitos pueden vivir en cualquier espacio del planeta (menos en la Antártida, como ya se comentó). Se adaptan muy bien a cualquier entorno natural, por lo que no tiene problemas en vivir en bosques, así como en un jardín. Suelen corretear en busca de presas y se les ve en cajas, hoyos oscuros, plantas, piedras, césped, techos, etc.

La verdad es que cualquier rincón es útil para que la araña viva sin problemas. Siempre y cuando tenga acceso a la caza.

7.- La telaraña está hecha de un material tan resistente, que la vuelve muy valiosa en el mercado. Por ejemplo, se tiene conocimientos de que se utiliza en la elaboración de cuerdas para violines. Incluso, también suele emplearse en la fabricación de submarinos. Y es que los especialistas aseguran que la telaraña, al tener contacto con el agua, se vuelve más dura y firme.

8.- Como ya se ha dicho, las arañas pueden llegar a ser uno de los animales más temidos. Al terror a este insecto, se le llama aracnofobia y según datos de portales web, el 50 por ciento de las mujeres lo presenta, mientras que el 16% se trata de hombres.

Una buena recomendación es que si hay una araña en casa, a menos que tenga características peligrosas, lo mejor es dejarla hacer su trabajo: ¡cazar insectos!