Saltar al contenido
Blog animalista

Cuando oyó un ruido en la cocina por la noche, no esperaba encontrar a su perro haciendo esto

07/09/2016
perro nata

A veces nos gustaría entrar en la cocina, abrir la nevera, coger el bote de nata montada abrir la boca, apretar el botón y atiborrarnos a nata montada. Nos gustaría, pero no lo hacemos. Nos controlamos, porque no está bonito, por no acabarnos el bote solos, por no sufrir de indigestión o por no cargar luego con la culpabilidad.

Pero a casi todos nos encantaría hacerlo. Y después, con la barriga llena de ese blanco manjar, tumbarnos en el suelo fresquito o en el mejor sofá de la casa.

Querríamos hacer justo lo que hace este perro. Al menos la inmensa mayoría, que casi parece que cuando tenemos excusa, fresas o algún postre por ejemplo, echamos nata como si no hubiera mañana.

perro-nata-montada

No se corta. La nata es suya, y la vida para él también. Tumbado ya en el suelo se hincha de nata. Y en su caso tiene más mérito porque sin manos que apretar el botón debe costar.

perro-nata-montada1

Que le quiten lo ‘bailao’ porque después de este banquete da un poco igual lo que pase. Y aunque la nata no es nada recomendable para los perros, este astuto animal ya se ha llevado su porción de alegría dulce.

Fuente: Viralnova


Ana Hache

Ana Hache

Escritora apasionada. Estoy especializada en el mundo de la decoración y el diseño de interiores.