Saltar al contenido
Blog animalista

Colágeno natural, ¿qué es y para qué sirve?

06/07/2020

Nunca se ha hablado tanto de la atención médica. La gente te ha mirado de nuevo, y parece que han entendido que el autocuidado es importante en primer lugar.

Cuando hablas de ello, te vienen a la mente los hábitos alimenticios. La ingestión de alimentos nutritivos y proteínicos es extremadamente importante para el buen funcionamiento de nuestro cuerpo.

Ahí es donde entra el colágeno. Es una proteína presente en el cuerpo, que garantiza la integridad de la estructura de los tejidos del cuerpo humano. Se puede encontrar en los alimentos o ingerirse como suplemento alimenticio.

Con el comienzo de la edad adulta, los niveles de colágeno producidos naturalmente comienzan a disminuir. Cuando las uñas y el cabello comienzan a romperse y caerse, esto puede ser un signo de deficiencia de proteínas.

En estos casos, lo ideal es buscar un sustituto a través de alimentos o suplementos, siempre recomendados por un especialista.

¿Y el colágeno natural? Hablemos un poco más abajo sobre esta importante proteína y dónde podemos encontrarla.

¿Qué es el colágeno natural?

El colágeno natural es una proteína presente en nuestro cuerpo y forma parte de la estructura de los diversos tejidos que lo componen. Tiene la función de mantener la firmeza de los músculos, la piel, las uñas, el cabello, etc.

Corresponde a alrededor del 30% de las proteínas totales del cuerpo y se puede encontrar en los tejidos conectivos como huesos, tendones, cartílagos, venas, piel, dientes, así como en los músculos y las córneas (estructura del ojo).

La sustitución del colágeno natural puede realizarse a través de alimentos y también de suplementos alimenticios en polvo o en cápsulas.

Pero vale la pena recordar que el colágeno natural es un poco diferente del hidrolizado, que suele ser más común cuando se trata de un suplemento.

El hidrolizado (tipo I) se considera de bajo valor biológico porque no contiene todos los aminoácidos esenciales, mientras que el colágeno natural (tipo II) se fabrica a partir de un proceso no enzimático (realizado a baja temperatura), que garantiza la integridad de la proteína.

Cada vez que nos movemos, el colágeno nos ayuda. Es fundamental para el funcionamiento de los cartílagos, que protegen los huesos para que no sufran fricción al mover el cuerpo.

Además de ser una proteína esencial, el colágeno también ayuda a mantener la piel firme y con un aspecto más joven. En otras palabras, es nuestro mejor amigo.

El colágeno natural es el más adecuado para prevenir el daño a las articulaciones y para tratar enfermedades como la osteoartritis y la artritis reumatoide, ya que ayuda a proteger y reconstruir el tejido cartilaginoso.

Beneficios del colágeno natural

El colágeno natural es el componente que está presente en nuestros cartílagos. Por esta razón, el propio cuerpo lo reconoce más fácilmente porque es una forma más pura de proteína.

Es esencial en el tratamiento de enfermedades como la osteoartritis y el reumatismo. Los pacientes con estas condiciones tienen los cartílagos de las articulaciones atacados y destruidos por el propio cuerpo, como si fueran una proteína extraña.

Aquí es donde entra el colágeno natural, reduciendo la inflamación causada por enfermedades que afectan a las articulaciones y protegiendo las estructuras.

  • Beneficios para la piel

Como el colágeno es responsable de mantener las células unidas, asegurando así la firmeza del tejido, ya se puede imaginar que muchos beneficios están relacionados con esta propiedad.

No sólo es importante para la salud, sino también para la belleza. Mira algunos beneficios de esta proteína para la piel:

  • Aumenta la elasticidad de la piel;
  • Previene la aparición de la celulitis;
  • Disminuye la aparición de estrías.
  • Beneficios para la cara

El hecho de que el colágeno refuerce la estructura de las células significa que además de beneficiar a la piel, también actúa sobre los músculos y esto no falta en nuestra cara.

El resultado del fortalecimiento muscular de la cara es el apoyo en la estructura en su conjunto, ayudando a mantener en su lugar adecuado, las huellas del contorno facial.

Esto significa que la proteína también actúa en las capas más profundas de la cara. Los cosméticos que tienen colágeno natural en su formulación también ayudan (de afuera hacia adentro) a tratar la piel.

Esto puede resultar en:

  • Prevención de arrugas;
  • Prevención de la flacidez facial (promueve más apoyo muscular);
  • Ayuda en el tratamiento de las cicatrices (porque ayuda en la reparación de los tejidos).

¿Dónde encontrar colágeno natural?

El colágeno natural puede encontrarse en varias fuentes, ya sea en alimentos (como la carne, las verduras y las semillas oleaginosas) o en suplementos alimenticios.

Es importante destacar que además de consumir fuentes ricas en colágeno también es posible ingerir proteínas que estimulan su producción.

Algunas sustancias, como la vitamina C y E, el cobre, el selenio, el zinc, el azufre y el silicio pueden aumentar la producción de colágeno. Además de la vitamina A, que ayuda a restaurar el colágeno que ya ha sufrido daños.

A continuación veremos qué formas podemos ingerir colágeno de diferentes fuentes.

  • En la comida

El colágeno se puede encontrar tanto en alimentos de origen animal como vegetal.

Para aprovechar al máximo los nutrientes presentes en las verduras, es importante no cocinarlas demasiado, ya que pueden perder sus propiedades.

La más adecuada es la cocción al vapor, que mantiene la concentración de nutrientes en los alimentos. El agua utilizada en la preparación también es rica en proteínas, así que trate de reutilizarla, como en las sopas y caldos.

Aquí hay algunos alimentos que puede incluir en su dieta:

  • Aguacate;
  • Ajo;
  • Avena;
  • Remolacha;
  • Carne (de vaca, pollo y pescado);
  • Zanahoria;
  • Gelatina;
  • Cítricos;
  • Frutos rojos;
  • Oleaginosas (castañas, nueces y almendras);
  • Huevos;
  • Pimienta;
  • Tomates;
  • Verduras de color verde oscuro (espinacas, brócoli y col).
  • En polvo

El colágeno en polvo es una forma de suplemento proteínico. Se puede vender en frascos o cajas con bolsitas individuales. Las recomendaciones para el consumo pueden variar según el fabricante.

En general, se recomienda diluir una medida de polvo de colágeno (o un sobre) en un vaso con agua o bebida de su elección. Puede aparecer en versiones con o sin sabor..

  • En cápsulas

Otra forma de ingerir el colágeno son las cápsulas, una forma más práctica de consumir la proteína.

La recomendación de ingestión también varía según el fabricante. Es bueno conocer las instrucciones y recomendaciones de un experto.

Colágeno natural casero: ¿cómo hacerlo?

En Internet puedes encontrar varias recetas caseras de colágeno natural de los más variados tipos.

Para aquellos que no tienen restricciones con productos de origen animal, es posible hacer caramelos de colágeno, a partir de gelatina y polvo de colágeno.

Otra opción muy famosa en Internet es un caldo de huesos de vacuno, huesos de pescado, caparazones de crustáceos o patas de pollo, que puede ser usado como base para varios platos.

Para aquellos que no consumen alimentos de origen animal, el caldo se puede hacer con vegetales ricos en colágeno, como espinacas, brócoli y col. También es posible añadir ingredientes que estimulan la producción de proteínas, como el ajo y las zanahorias, por ejemplo.

Receta y consejos para hacer colágeno en casa

Veamos el paso a paso de ese caldo rico en colágeno… Escriba la receta:

  • Separar los ingredientes elegidos para el caldo;
  • Colóquelo en una cacerola profunda con especias al gusto (ajo, cebolla, especias, etc.);
  • Añade agua fría hasta que cubra los ingredientes y déjalo cocinar;
  • Bajen el fuego cuando empiece a hervir;
  • No deje que hierva por mucho tiempo, para no perder las propiedades nutricionales de los ingredientes;
  • Eliminar las impurezas y espumas que suben a la superficie del caldo durante la cocción. Esto garantiza un líquido final con más sabor y más transparencia;
  • Una vez cocido, colar todo el líquido en un colador fino;
  • Después del frío, puedes quitar la mayor parte de la grasa que sube y se solidifica;
  • Entonces el caldo está listo para ser congelado o puede ser usado inmediatamente si lo prefiere.

Hora de cocinar:

  • El tiempo estimado de cocción de las bases de hueso de bovino es de 6 a 8 horas;
  • Para los cadáveres de pollo y los huesos de cerdo, 5 horas;
  • Cadáveres de peces y crustáceos, de 30 a 45 minutos;
  • Sólo verduras, de 30 a 40 minutos.

Los factores que empeoran la producción de colágeno

No basta con comer alimentos o suplementos alimenticios que son fuentes de colágeno. También es necesario prevenir su pérdida, para ayudar al proceso de aumento de los niveles de proteína en el cuerpo.

Además de la pérdida natural que ocurre a lo largo de los años, otros factores pueden ser responsables de la disminución de los niveles de colágeno en el cuerpo, tales como

  • Consumo de grasa hidrogenada;
  • Alimentos procesados;
  • Consumo excesivo de azúcar;
  • Deshidratación;
  • Consumo de alcohol en exceso;
  • Fumar;
  • Exposición al sol sin protección;
  • Estrés.

Hemos visto la importancia del colágeno para nuestro cuerpo y cómo puede actuar en el cuerpo interna y externamente.

Summary
Colágeno natural, ¿qué es y para qué sirve?
Article Name
Colágeno natural, ¿qué es y para qué sirve?
Description
Colágeno es una proteína presente en el cuerpo, que garantiza la integridad de la estructura de los tejidos del cuerpo humano.
Author