Las cabras nunca se han distinguido, ni mucho menos, por sufrir de vértigo, y es habitual verlas merodeando cerca de empinados precipicios o laderas de montañas. Pero lo que recogió este turista con su cámara es verdaderamente impresionante.

Se trata de una presa en el Lago de Cingino, en la que se divisan unos extraños puntos sobre la pared. Cuando el “zoom” de la cámara se acerca, lo que muestra es impresionante: un grupo de cabras caminando, literalmente, sobre la pared vertical.

Apoyándose en los pequeños salientes de la pared, estos animales no tienen problema en pasearse de un lado a otro sin ningún temor a pesar de la gran altura que pueden alcanzar.

No es de extrañar que tanto el autor del video como todo aquel que visita este lugar queden con la boca abierta ante el tremendo espectáculo que ofrecen estas cabras. Qué vértigo, ¿no?

Fuente: Riccardo D’Urso