Black Mambas: la patrulla de mujeres que lucha contra los cazadores furtivos

16/09/2015

Cada 7 horas, un rinoceronte muere en Sudáfrica a manos de cazadores furtivos. Esta escalofriante cifra es la consecuencia de las actividades de un mercado negro que comercia con productos exóticos de origen animal para cubrir un nicho de clientes de lujo cuyos intereses pueden llegar a mover más dinero que el tráfico de cocaína.

Solo en 2014, se asesinaron 1.215 rinocerontes en este país con el único objetivo de vender sus cuernos. El Coleccionismo, las supersticiones y la excentricidad son solo algunos de los motivos que llevan a unos pocos a pagar cifras astronómicas por conseguir un bien tan escaso de una forma tan cruel.

black-mambas-12
Black Mambas

La situación se ha vuelto insostenible, pues no solo son los rinocerontes los que están al borde de la extinción, sino que la caza furtiva afecta a muchas otras especies salvajes que habitan las reservas africanas.

En este lamentable contexto, las comunidades que viven junto al Parque Nacional Kruger han decidido plantar cara a los cazadores para acabar de una vez por todas con la aniquilación de los animales que habitan la zona, y hoy os queremos hablar de un grupo muy especial: las Black Mambas.

black-mambas-09
James Suter

Tomando su nombre de la serpiente más venenosa de África, las Black Mambas son una patrulla de mujeres que se ha puesto en pie de guerra para proteger a los rinocerontes y a otras especies animales víctimas de la caza furtiva.

Procedentes de sectores aledaños al Parque Kruguer y al Parque Gran Lipopo, que une Sudáfrica con Mozambique y Zimbawe, estas mujeres se han convertido en auténticas heroínas para sus comunidades gracias a su impagable labor.

Channel 4 / Unreported World
Channel 4 / Unreported World
Julia Gunther
Julia Gunther

Se trata de un grupo no armado formado por 26 chicas con estudios secundarios que se encontraban en situación de desempleo cuando se puso en marcha el programa de lucha contra el furtivismo. El proyecto fue planteado y desarrollado por el ecologista Craig Spencer cuyo trabajo en la reserva ha estado siempre ligado a la colaboración con los habitantes de esta empobrecida zona del país.

Jeffrey Barbee
Jeffrey Barbee

Spencer se propuso ayudar a disminuir la enorme brecha económica que separa a las comunidades más pobres y a las más ricas de la zona, un abismo cuyo origen se encuentra -según su opinión- en el negocio de la caza furtiva. El problema reside no solo en el peligro ecológico y en la evidente crueldad que conlleva este mercado, sino también en que enfrenta a los habitantes del parque. Muchas de las detenciones que se llevan a cabo son de individuos que provienen de zonas empobrecidas y que puede obtener grandes sumas de dinero con la venta de cuernos de rinocerontes y de otros productos de origen similar.

Renunciando a la violencia y al combate armado, Spencer planteó la creación de grupos de vigilancia con la intención de crear una suerte de “presencia policial” en la zona que disuadiera a los cazadores.

black-mambas-08
James Suter
Jeffrey Barbee
Jeffrey Barbee

Las Mambas han sido entrenadas en prácticas de seguimiento y de combate, pero no utilizan armas, van ataviadas con uniformes de camuflaje y su labor se ciñe a la vigilancia y a la eliminación de trampas. Las cifras hablan a su favor, en los últimos meses las muertes de rinocerontes por esta causa se han reducido en un 90% en la zona que patrullan.

Julia Gunther
Julia Gunther
Julia Gunther
Julia Gunther
Julia Gunther
Julia Gunther

“Mucha gente me dice: ‘¿cómo puedes trabajar en el campo si eres una señorita?’ Pero puedo hacer lo que yo quiera. Soy una mujer y voy a tener un bebé. Quiero que mi hijo vea a un rinoceronte, por eso los protejo. […] No es una cuestión de dinero, es nuestra cultura, nuestro futuro”.

Estas palabras de Leitah Michabela a The Guardian reflejan perfectamente la esencia de este grupo que ya es visto por las comunidades cercanas como una patrulla de heroínas a la que muchas chicas se quieren unir. Un trabajo clave en una zona con grandes desigualdades sociales, donde este tipo de proyectos fomentan el empoderamiento de las mujeres y de los desfavorecidos otrogándoles la oportunidad de realizar una labor impagable por el bien de su cultura y del futuro de sus comunidades.

black-mambas-13
James Suter

Fuentes: The Guardian / The New York Times / National Geographic