Saltar al contenido
Blog animalista

Los beneficios de comer almendras

05/05/2020
almendra scaled

Las almendras contienen vitaminas, minerales, proteínas y fibra, lo que proporciona increíbles beneficios para la salud. Se pueden comer crudos como una merienda saludable, pero también para obtener harina, mantequilla, leche y varias lociones para el cuidado del cuerpo.

Las almendras tienen en su composición vitamina A, vitaminas del grupo B (B1, B2, B3, B6), vitamina C, vitamina E, calcio, hierro, manganeso, magnesio, fósforo, potasio, zinc, ácido fólico, ácido pantoténico, molibdeno, selenio, carbohidratos, agua, proteínas, grasas monoinsaturadas. Para disfrutar de todos los beneficios de las almendras, los nutricionistas recomiendan comerlas crudas. También debemos hidratarlas al menos 9 horas antes de consumirlas, para facilitar la digestión.

Estos son los principales beneficios de comer almendras:

Aseguran el buen funcionamiento del corazón

Las almendras son una excelente fuente de grasas monoinsaturadas: 100 gramos contienen 49,9 gramos de grasa, de los cuales 30,9 son monoinsaturados. Gracias a estas grasas beneficiosas, comer almendras ayuda a reducir el colesterol “malo”, protegiendo así el sistema cardiovascular.

Ricas en magnesio y potasio

Las almendras juegan un papel importante en el mantenimiento de la salud de los vasos sanguíneos, ayudando a regular la presión arterial. El consumo de 45-50 gramos de almendras al día reduce el riesgo de enfermedad cardiovascular.

Apoyan la función cerebral

Las almendras contienen riboflavina y L-carnitina, sustancias que mejoran la actividad cerebral. Al mismo tiempo, comer almendras se asocia con la reducción del riesgo de inflamación que podría conducir a trastornos cerebrales como la demencia y la enfermedad de Alzheimer.

Combaten la diabetes

Las almendras tienen un índice glucémico bajo. Según varios estudios, las almendras consumidas en una comida pueden reducir la carga en el índice glucémico de toda la comida.

Mantienen huesos y dientes sanos

Las almendras contienen magnesio y fósforo, que juegan un papel importante en la producción y el mantenimiento de la masa ósea. Por lo tanto, estos nutrientes reducen el riesgo de facturas y previenen el daño dental.

Apoyan la salud del sistema digestivo

El consumo de almendras crudas mejora la microflora intestinal, aumentando la concentración de bacterias beneficiosas.

Al mismo tiempo, debido al contenido de fibra, las almendras previenen el estreñimiento. Pero los expertos recomiendan que consumamos suficiente agua para ayudar al proceso digestivo.

Además del papel laxante, las almendras también son un buen emoliente, antiséptico hemostático e intestinal, las proteínas contienen jugo gástrico parcialmente neutralizante. Son efectivas, así mismo, en el tratamiento de úlceras y gastritis hiperacida.

Ayudan en el control de peso

Las grasas saludables, las proteínas y la fibra de las almendras ayudan a controlar el peso en el proceso de pérdida de peso. Por lo tanto, comer almendras como refrigerio entre el desayuno y el almuerzo da la sensación de saciedad y nos impide comer otros refrigerios inapropiados. Según los nutricionistas, las personas que consumen 28 gramos al día reducen su apetito para comer otros bocadillos inapropiados.

Además, la leche de almendras es una alternativa extraordinaria para las personas con intolerancia a la lactosa, y también se recomienda en la inflamación del estómago y los ataques de tos.