Cada vez es más habitual que en los hogares haya una o varias mascotas. En este blog hemos hablado muchas veces de todos los beneficios que reportan: compañía, cariño, fidelidad y un largo etcétera que compensan con creces el abrir nuestro hogar a un nuevo miembro de otra especie. Pero antes de decidirnos a dar el paso, debemos estudiar muy bien nuestras circunstancias personales y vitales ya que no hay marcha atrás y, una vez que demos el paso, habremos contraído una serie de responsabilidades y obligaciones para unos cuantos años sucesivos. Por eso hay que tener en cuenta algunos aspectos, que os enumeramos en este artículo por si os sirven de ayuda para que os decidáis a adoptar un animal o valoréis si no es el momento adecuado.

mascotas-circunstancias-01

flickr – virgin_goddess64

Personalidad

En primer lugar, es importante que si vas a adoptar un animal, sea uno con el que te sientas cómodo y sea acorde con tu propia personalidad. ¿Eres una persona cariñosa, a la que le gusta el contacto físico? ¿O por contra te gusta más estar tranquilo sin que te molesten mucho?

Disponibilidad

Una de las primeras cosas que debemos valorar es el tiempo del que disponemos para dedicar al cuidado de nuestra mascota. Quizá te encanten los perros, pero si te vas de casa por la mañana temprano y no vuelves hasta la noche, quizá debas pensar que no es la mejor circunstancia para un animal que necesita salir varias veces al día, gastar energía y sobre todo compañía, ya que no llevan bien la soledad. Por tanto, quizá debas valorar otras opciones si consideras que no vas a poder dedicarle todo el tiempo que quisieras. Sin embargo, si tienes mucho tiempo libre e, incluso, a veces demasiado, a buen seguro que un perro estará feliz de hacértelo más entretenido.

mascotas-circunstancias-02

Flickr – Eric Sonstroem

Espacio

El espacio del que disponemos es esencial antes de abrir las puertas de nuestro hogar a un animal. Si vives en un piso de 24 m2, probablemente deberás valorar un animal pequeño, y en el caso de que necesite salir, asegurarte de que tienes disponibilidad para sacarlo varias veces al día. Si por el contrario dispones de un jardín, una finca… tendrás más versatilidad para elegir.

Presupuesto

Los animales, como los seres humanos, también generan gasto: no sólo de comida, también de veterinario, vacunas, peluquería… Por lo que debemos hacer nuestras propias cuentas y valorar si podemos asumir un incremento en nuestros gastos mensuales. Una vez más, cada animal conlleva sus propios gastos y no supondrá el mismo desembolso un hámster que un perro grande.

Entorno

Si vives sólo o sola, no hay problema, pero si compartimos vivienda o recibimos muchas visitas, debemos tener en cuenta que los animales no sean una molestia para ellos, así como para los vecinos. También hay que enterarse de si la comunidad los permite, si el piso es de alquiler informar al dueño, o tener en cuenta que hay gente a los que les pueden dar miedo o causar cualquier otro tipo de molestia.

mascotas-circunstancias-04

Flickr – Found Animal Foundation

Salud

También hay que tener en cuenta si puede suponer algún perjuicio para nuestra salud o para la de nuestros familiares o compañeros de piso, sobre todo en lo referido al tema de las alergias. Es importante estar seguro de que no se sufren ya que pueden provocar un gran trastorno tanto para nosotros como para el propio animal.

Legalidad

En los últimos años, se ha puesto de moda el tener como mascotas a animales exóticos. Desde hurones, hasta Loris, mapaches, serpientes y un largo etcétera. No todos los animales son domésticos y muchos es incluso ilegal tenerlos como mascota, ya sea por su peligrosidad, por que están protegidos o por cualquier otro motivo. Es importante informarse acerca del marco legal si queremos una mascota que se salga de lo habitual. Así mismo, para mascotas más corrientes como perros y gatos también debemos enterarnos de todos los procesos administrativos, como los pasaportes, los chip de reconocimiento y cualquier otra cuestión obligatoria.

Viajes

A la mayoría de nosotros nos gusta salir de viaje alguna o algunas veces al año, sobre todo en verano. Aunque en el momento te parezca lejano, una mascota va a estar mucho tiempo, por lo que debes tener pensada una alternativa: lugares a las que te la puedas llevar, alguien con quien dejarla… Piénsalo bien.

mascotas-circunstancias-06

Flickr – Neil Kremer

Responsabilidad

Por último, tener una mascota es (salvando las distancias) como tener un hijo: tienen sus horarios y sus necesidades y para casi todas ellas dependerán de ti. No importa si estás cansado, si te has acostado tarde, si te ha surgido un plan de última hora… Por lo que debes valorar si te merece la pena asumir esta responsabilidad.

Espero que este artículo os ayude a tener en cuenta todas las cosas importantes en las que hay que pensar antes de decidirse a dar el paso e incluir un animal en vuestra vida. En ese caso, recordad que hay muchos esperando en refugios y perreras a ser adoptados, y os compensarán con creces si decidís abrirles vuestro hogar. Por otro lado, si viendo esta lista pensáis que no es el momento adecuado por alguna circunstancia, siempre es mejor ser prudente y esperar que arrepentirse, ya que las mascotas no son un mueble que podamos devolver si no nos gusta como queda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Entreblogggs - Jordi Tornés José .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Intergrid SL.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.