Saltar al contenido
Blog animalista

4 recetas ideales para postres en este invierno

30/11/2019
bizcochito
4
(1)

A tres semanas de la llegada del invierno, tenemos que cambiar nuestro menú. Necesitamos comidas con que nos brinden mayor aporte energético y calórico para soportar el frío. Pero al mismo tiempo, que sean sabrosas y apetitosas para comer con familia y amigos. Por eso, aquí te proponemos algunas recetas de postres de invierno para que agasajes a tus invitados.

Bizcochitos de leche condensada, avellanas y pasas

Para cocinar una cantidad para seis personas vamos a necesitar los siguientes ingredientes:

370 gramos de leche condensada

3 huevos

60 gramos de mantequilla

100 gramos de harina

8 gramos de levadura química (polvo de hornear)

20 gramos de avellanas

20 gramos de pasas

hojas de menta

Cada molde de bizcochito deberá estar untado con mantequilla fundida. Una vez realizado ese paso, los deberás espolvorear con harina.

Después, coloca un huevo en un bol y bátelo con la varilla. Agrega leche condensada y mezcla. Añade los otros dos huevos -de uno en uno- y bate hasta incorporarlos a la mezcla. En el microondas fundirás la mantequilla e luego la incorporarás en el bol poco a poco mientras bates con la varilla hasta que todos los ingredientes queden perfectamente integrados.

Mientras dejas descansar la masa obtenida, mezcla la harina y la levadura en otro recipiente y luego tamízalas sobre el bol. Mezcla bien todos los ingredientes.

Paso final: coloca los moldes en una bandeja de horno. Vierte la masa obtenida con toda la mezcla en los moldes, agrega las avellanas (por la mitad) y las pasas y hornéalos (con el horno precalentado) a 180º. Tras unos 15 o 20 minutos, depende de la potencia de tu horno y del tamaño de los bizcochos, puede que ya estén listos. Para comprobarlo, es recomendable pincharlos con un cuchillo y, si sale limpio, será señal de que están hechos.

Retira los la bandeja, deja que los bizcochos se templen y desmóldalos. Puedes adornarlos unas hojas de menta.

Receta de Canutillos de higos, queso y avellanas

Para preparar este postre para cuatro personas vamos a necesitar:

2 hojas de pasta brick

7 higos maduros

100 gramos de queso mascarpone

25 gramos de avellanas

100 gramos de frambuesas

25 gramos de azúcar

aceite de oliva virgen extra

hojas de menta

El primer paso será pelar y picar 5 higos y ponerlos en un bol. Después hay que agregar en ese recipiente el queso junto con las avellanas picadas y mezclar todo muy bien.

El segundo paso es cortar las hojas de pasta brick de manera que queden cuatro rectángulos. Una vez realizado eso, hay que untarlos con aceite. Rellena los rectángulos con un poco de la mezcla anterior y enróllalos. Unta la bandeja del horno con un poco de aceite, coloca encima los canutillos y hornéalos a 200ºC grados entre 5 y 8 minutos.

Mientras tanto, en una sartén caliente añade las frambuesas y la cucharada de azúcar. Cocínalas un poco hasta que se disuelvan.

Sirve los canutillos en un plato y acompáñalos con la salsa de frambuesas y con el resto de los higos troceados. Las hojas de menta le darán una decoración profesional digna de los mejores chefs.

Además de ser de las más exquisitas entre las recetas de postres de invierno, está recomendada para personas con bajo peso. Su valor calórico es alto, por lo que los ayudará a recuperar los kilos que necesitan y tendrán reservas de energía para gastar en el invierno.

En cambio, las personas con sobrepeso o diabéticos podrán utilizar otras frutas con menos azúcar para hacer la receta. Por ejemplo, piñas o manzanas.

Tarta de higos

Un clásico entre las recetas de postres de invierno, en versión para cuatro personas. Serán necesarios:

1 masa de pasta brisa

10 higos secos remojados en té

250 mililitros de nata

2 huevos

2 cucharadas de azúcar

1/2 cucharadita de esencia de vainilla

mantequilla y harina para untar el molde

garbanzos (para hornear)

hojas de menta

Varias horas antes de comenzar esta preparación, deberás colocar los higos a remojar en té.

Al momento de iniciar el proceso de preparación, lo primero será untar molde con un poco de mantequilla y espolvorearlo con harina. Cúbrelo con la pasta brisa, coloca encima papel de hornear y agrega garbanzos. Mete el molde al horno, a 180ºC, durante 15 minutos. Pasado el tiempo, retirarás el papel y los garbanzos.

En este momento, tomarás los higos remojados y los escurrirás. Retira el rabito y córtalos por la mitad. Cubre toda la superficie de la tartaleta pero ¡cuidado!: sin retirarla del molde.

En otro bol, bate los huevos. Añade la nata, el azúcar y la esencia de vainilla. Mezcla bien y vierte la mezcla sobre los higos.

Introduce la tarta en el horno. Hornéala a 180ºC durante media hora aproximadamente. Luego retírala del horno y deja que se enfríe para poder desmoldarla. El postre ya estará listo. Un toque de hojas de menta le dará un sabor fresco inigualable.

Compota de piña

Para preparar esta exquisita receta de postre de invierno para cuatro personas deberás contar con:

1 piña

50 gramos de azúcar moreno

50 gramos de uvas pasas

5 granos de cardamomo

2 limas

250 gramos de queso fresco

6 galletas

Ralla la cáscara de una lima y resérvala. En un cazo, coloca medio litro de agua. Agrega el azúcar, el cardamomo, las uvas pasas y el zumo de la otra lima. Deja que la preparación reduzca hasta conseguir 8 cucharadas soperas de jarabe denso.

Pela la piña y córtala en unos tacos que colocaras en un bol. Báñalos con el jarabe caliente preparado en el paso anterior. Cuando se temple, tapa el bol con papel film e introdúcelo en el frigorífico.

Mientras tanto, dedícate a cortar el queso en forma de pequeños dados y rompe las galletas hasta que se hagan polvo.

Saca la compota del frigorífico y sírvela con el queso en taquitos. Espolvorea con la ralladura de lima y con las galletas machacaditas.

Te ha gustado este post ?

Click para votarnos

Puntuación 4 / 5. Contador votos 1

Lamentamos que no te haya gustado este post

Permite mejorar este post


Juan Ruggieri

Juan Ruggieri

Periodista formado y especializado en el ámbito deportivo, cuya pasión por la comunicación lo hizo expandirse también a los campos de "la salud, la ciencia, la historia y la naturaleza".