Por desgracia, en la actualidad aún somos testigos de tópicos y clichés asociados al hombre o a la mujer. Estereotipos marcados por la historia que determinan la identidad de género, es decir, lo que debería ser propio en un hombre o una mujer. Pero señores, estamos en pleno siglo XXI, ¿no creen que ya es hora de cambiar esta percepción que dice que los niños tienen que vestir de azul y las niñas de rosa? Porque lo creamos o no, ni todos los niños quieren ser superhéroes, ni todas las niñas quieres ser princesas.

La historia que contaremos a continuación es una valiosa lección sobre la importancia de ser como cada uno quiera. Lo que importa es ser feliz, y lo que opinen los demás, eso ya da igual. Nos referimos al testimonio de los padres de Cian, un niño de 5 años al que han decidido educar rompiendo cualquier estereotipo de género. Para la familia Kells lo más importante es la salud y la felicidad de su hijo, independientemente del género que sea, y lo apoyarán incondicionalmente en cualquier decisión que quiera tomar sobre su sexo cuando sea adulto.

“Para cada persona ser padre significa una cosa diferente. ¿Qué significa ser madre para mí? Significa anteponer a alguien antes que a mí. Quiere decir amar a alguien más que a nada en el mundo entero. Significa criar a un niño hasta que se convierta en la mejor versión de sí mismo, para fomentar el respeto e inspirar a las próximas generaciones de nuestra sociedad. Convertirse en madre ya no se trata de nosotros. Se trata de ELLOS.

En 2012 me convertí en madre. Convertirse en madre te cambia. A veces para mejor y a veces, para lo peor. A mí, tener un hijo me cambió para mejor, ya que tengo que ser un ejemplo para mi hijo. Quiero que mi hijo crezca sabiendo que tiene una voz. Que crezca sabiendo que él puede hacer y ser lo que quiera en este mundo, crecer teniendo la confianza para expresarse, y crecer amándose a sí mismo. Por lo tanto, me aseguré de hacer estas cosas para mi hijo.

Este es mi hijo de Cian y le gusta llevar vestidos.

A Cian también le gusta ponerse una capa y pensar que es un superhéroe. Le encanta Ironman, la Patrulla Canina, ir de excursión, jugar con coches y cortarse el pelo  para parecerse a otros hombres que ve. Mi hijo es un niño. Él sabe que es un niño. Le estamos enseñando que las niñas tienen una vagina y los niños tienen un pene. Él tiene un pene, es un niño, no tiene nada que ver con la cuestión de transgénero. Su género no dicta lo que debe llevar o no, ni tampoco con que debe jugar o no. Mi marido y yo le estamos criando sin estereotipos de género.

Nunca le hemos dicho “Esto es para las niñas y esto es para los niños” y nunca lo haremos. ¿Por qué deberíamos? ¿Hay una diferencia realmente? Me es indiferente si el resto está de acuerdo con lo que estoy inculcando a mi hijo. Soy consciente de que es poco convencional. No espero que estés de acuerdo, solo espero un poco de respeto y que no piensen que estoy abusando de mi hijo. Espero que la gente vea que mi hijo es feliz y se den cuenta de que eso es todo lo que importa al final del día. Porque me convertí en la madre que él necesitaba, ahora él tiene más confianza en su dedo meñique que la mayoría de los adultos tendrán alguna vez en su vida. Él sabe que es capaz de amar y expresarse sin vergüenza. Que yo y su padre le amaremos incondicionalmente. Yo no sólo soy la madre que necesita, yo soy la madre que QUIERO ser.

Este es mi hijo de Cian y tiene 5 años.

Fuente: Bored Panda

Summary
Estos padres tienen una valiosa lección que enseñarnos sobre la educación de su hijo
Article Name
Estos padres tienen una valiosa lección que enseñarnos sobre la educación de su hijo
Description
Testimonio de unos padres que tienen un niño de 5 años y que han decidido educarlo rompiendo cualquier estereotipo de género.
Author
Publisher Name
La Nube de Algodón
Publisher Logo