Lynne Polvino es una madre neoyorkina que tiene una hija de 6 años, llamada Hazel. Hace unas semanas, la niña llegó del colegio con tarea para hacer en casa. Todo parecía corriente hasta que Lynne se puso a leer detenidamente el contenido de aquellos deberes de gramática de su hija y se llevó una desagradable sorpresa: ¡eran increíblemente sexistas!

El enfado de esta madre hizo que quisiera denunciarlo públicamente en su cuenta de Facebook para que todos pudieran ver el tipo de educación clasista que se les estaba tratando de inculcar a los niños en el colegio. Criterios machistas, lejos de la igualdad entre géneros.

Aquí podemos ver el ejercicio original que le mandaron a Hazel. Se trataba de en un texto titulado Vuelta al trabajo que narra la historia de una niña que se llama Lisa y su familia, y en el cual los niños tenían que completar los huecos con palabras.

Lisa no estaba contenta. Su madre había vuelto a trabajar. Antes de que Lisa naciera, su madre trabajaba en una gran oficina. Ayer, ella le dijo a Lisa que había vuelto a trabajar. La mañana fue terrible. Lisa tenía que llegar al colegio a tiempo, su padre también al trabajo. Y ahora, su madre tenía mucha prisa también.

A Lisa no le gustó su día en el colegio. De camino a casa, ella pensó sobre eso: Me pregunto a qué hora mi mami volverá a casa. Estaré sola en casa. Pero cuando Lisa llegó a casa, allí estaba su madre. Que dijo que había salido pronto de la oficina y por ello, podían estar juntas después del colegio. Lisa ahora se siente bien.”

Como podemos leer, es un texto muy crítico con la figura de la madre trabajadora ya que hace que la niña se sienta triste y las cosas no vayan bien en casa a causa de la vuelta al trabajo de su madre. Además, según se podía leer en el texto, con esta nueva rutina, el padre tuvo que preparar el desayuno, algo que no se le dio muy bien. Lo que da a pensar que los hombres no se pueden ocupar de las tareas del hogar como las mujeres.

La versión corregida de Lynne

Lynne se preguntaba: “¿En qué década estamos? ¿A día de hoy vamos a decirles a los niños que las madres que trabajan fuera de casa hacen que sus hijos sean infelices? ¿Que los padres no suelen hacer cosas como cocinar o fregar los platos?” Ante tal enfado, decidió reescribir ella misma la historia para reflejar de una manera más adecuada el tipo de vida que ella querría para los niños.En su nuevo texto se podían apreciar algunos cambios donde se veía que Lisa estaba contenta porque su madre hubiera vuelto al trabajo e incluso, que su padre tenía una baja por paternidad para cuidar de su nuevo hermanito. Además, Lisa ayudaba en casa al igual que el resto, lo que daba lugar a un reparto equitativo de las tareas de casa.

La sociedad avanza acorde a los tiempos que vivimos, es normal que la mujer trabaje y lo es más aún que el hombre se haga responsable de las tareas del hogar y de los niños. Este tipo de educación sigue estando vigente en todo el mundo pero, ¿crees que es apropiada? ¿Qué hubieras hecho tú si te encuentras con unos deberes como estos?

Fuente: Lynne Polvino

Summary
Esta madre se llevó una desagradable sorpresa cuando vio los deberes de su hija
Article Name
Esta madre se llevó una desagradable sorpresa cuando vio los deberes de su hija
Description
Lynne Polvino es una madre neoyorkina que tiene una hija de 6 años. Al leer los deberes de su hija se dio cuenta de que estos eran increíblemente sexistas.
Author
Publisher Name
La Nube de Algodón
Publisher Logo