Ni tanto ni tan poco; bueno para ser justos: en cautividad nunca. Los animales deberían ser libres y vivir como tal siempre. Pero si además de encerrarlos nos encontramos con situaciones como esta, todo empeora. Lo mismo que al contrario, como ocurrió con unos osos tan desnutridos que se te parte el corazón. 

Lo que ha salido a la luz en un parque de tigres en China ha sido lo opuesto, aunque igual de horrible. Allí, multitud de tigres siberianos viven en condiciones de sobrealimentación que impiden que lleven su día a día con normalidad.

Además de cautividad, padecen obesidad. Chris Draper, experto y director de Born Free Foundation (organización que mira por el bienestar de los animales y su cuidado) dijo sin rodeos que era una cuestión de “obesidad”.

animales-obesos

Se vio en la necesidad de decir algo tan obvio y explicar sus peligros porque la gente ha empezado a compartir estas imágenes como si de “adorables gorditos” se tratara. No puede ser “gracioso” ni “lindo” cuando la situación es mucho más grave de lo que parece.

tigres-obesos-china

Situaciones así no solo se dan por una sobrealimentación por parte del zoológico o parque a los animales, sino por las facilidades que pone a los visitantes para hacerlo. Es común ver, sobre todo en China, como puedes comprar un pollo entero para dar de comer a los animales.

Además de una aberración es un hecho que ni tiene lógica ni es ético, pues a veces no solo se trata de pollos muertos, sino de cabras y hasta vacas.

Dice el experto Chris Draper que además “los tigres son animales solitarios por lo que esta es una situación bastante poco natural, y al estar en grupos hace que el ambiente sea de estrés”.

Situaciones así tienen que acabar ya. Ayudar a organizaciones que miren por la vida en libertad y salven a tigres, monos, osos o elefantes de situaciones así tendría que ser uno de nuestros objetivos.

Fuente: The Dodo