Thor, el gato de bengala, es un animal que deja huella. Además de su físico impresionante tiene una personalidad envidiable. Tener amigo tigre es un sueño que ocurre pocas veces en la vida. Le pasa a la princesa Jazmine de Aladdín y algún que otro cuidador afortunado que ha tenido que ocuparse de uno de estos grandes felinos para salvar su vida.

Pero lo normal es que dejemos vivir en paz y en su hábitat a estos mamíferos y a tantos otros. No masacrarlos, encerrarlos ni acabar con sus casas debería ser la primera norma de todo ser humano que se precie. Tal y como hace Rani Cucicov que respeta la naturaleza tal y como es y da cobijo a un gatito muy especial. Tan singular que casi podríamos decir que este chico vive con un tigre en miniatura.

Él es amigo de un depredador salvaje … o la cosa más cercana. Su compañero Thor es un gato de Bengala y parece un auténtico tigre.

Este es Thor el tigre de Bengala

gato-bengala2

Es un gatito de lo más amoroso y activo

gato-bengala8

Se llama así por el dios nórdico del trueno, porque hace un ruido similar

gato-bengala9

Se pasa el día maullando y si no le contestas se enfada

gato-bengala1

Entre sus manchas y rayas, Thor en realidad se asemeja a una especie de mezcla entre un tigre en miniatura y el leopardo

gato-bengala3

Thor suele estar muy contento de conocer a los huéspedes, así, llegando tan lejos como para saludarlos en la puerta con “algunos maullidos masivos

gato-bengala6

Su postura y mirada son las de un cazador por naturaleza

gato-bengala4

Es un gato precioso, se mire por donde se mire

gato-bengala7

Y muy alegre y juguetón

gato-bengala5

 

Fuente: Honest to Paws