Se ha demostrado que los animales contribuyen favorablemente al correcto desarrollo de los niños. Una mascota es capaz de educar socialmente a un niño, debido a sus capacidades de relación, les permite aprender y estructurar conductas.

Los vínculos entre los seres humanos y los animales proporcionan inesperados beneficios más allá de la salud. Desde muy pequeños se crea una relación de confianza mutua y se desarrollan multitud de atributos sociales hacia estos animales como el afecto y el compañerismo. Los perros dan ejemplo de fidelidad y lealtad y enseñan a los niños a saber estar solos si es necesario, a adaptarse a las normas de la familia y de la convivencia.

Esta singular pareja, que veremos a continuación, es el claro ejemplo de ello. Este niño, de lo más inquieto y travieso, quiere abrir la nevera de la cocina, pero hay un pequeño problema…¡es demasiado bajito para alcanzar la puerta! ¿Cuál es la mejor ayuda? ¡Su perro!

Te partirás de risa cuando veas cómo este pequeño se sale con la suya y consigue subirse encima de su paciente perro para lograr abrir la nevera sin mucho esfuerzo, ¡mientras su madre lo graba todo! Sin duda, un plan de lo más inteligente…

Fuente: Rob Herbert

Summary
Este niño usa a su perro para conseguir llevar a cabo su travieso plan
Article Name
Este niño usa a su perro para conseguir llevar a cabo su travieso plan
Description
Este niño de lo más inquieto y travieso quiere abrir la nevera de la cocina, pero hay un problema...¡es demasiado bajito! ¿Cuál es la mejor ayuda? ¡Su perro!
Author
Publisher Name
La Nube de Algodón
Publisher Logo