Antes de saber la verdad sobre esta burbuja cristalina, para un segundo y piensa. ¿Puedes imaginar de qué se trata? No te preocupes si no caes, lo normal es que nunca o pocas veces hayamos visto algo parecido.

Esta imagen no es ni más ni menos que una burbuja hecha a base de agua y jabón congelada. Y si el resultado ya te parece bonito espera a ver el proceso, es tan increíble como hipnótico.

Lo mejor de todo es que solo nos hace falta una burbuja de agua y jabón que se mantenga sin romperse y a esperar las maravillas de la naturaleza.

Cuando tenemos temperaturas que rondan los -25 grados fuera, el proceso de congelación va realmente rápido. Las mezcla de jabón y agua producen efectos increíbles. Lo que siempre que hay que tener en cuenta es que las burbujas son siempre super frágiles, por lo que si lo intentas en casa lo normal es que te lleve más de un intento. Pero en cualquier caso merece la pena.

Las imágenes son ya muy bonitas, ¡imagina entonces el vídeo!

El cambio entre estas dos fotos es ya increíble, se puede apreciar perfectamente como cambia. Como se va llenando toda su estructura transformando una burbuja normal en una auténtica obra de arte. 

Seguro que acabas poniendo el vídeo más de una vez. No es para menos, cosas así merecen la pena disfrutarlas.

Fuente: Rumble