Siempre se ha dicho que el baile no tiene edad. Las distintas generaciones que conviven se encargan de demostrarlo rompiendo todas las barreras posibles. Y estos dos abuelos son todo un ejemplo para declarar que la edad es solo un número.

Estos dos hombres, que además son mejores amigos, se grabaron a sí mismos moviendo las caderas al ritmo de música hip hop. Con un montón de movimientos imposibles hacen que verlos sea realmente interesante.

Vamos, que ni siquiera muchos de nosotros seríamos capaces de seguir el ritmo que llevan sus cuerpos. A más de un nieto le entrará la envidia sana y la admiración, eso seguro.

abuelos-hiphop1

Este par de abuelos marchosos no solo deja claro que pueden hacer el baile del robot, sino que nunca es tarde para intentar algo nuevo. Que se pueden hacer mil cosas sin importar en el momento de tu vida en el que estés, y que el valor de la amistad y la camaradería no desaparece con el paso del tiempo.

abuelos-hiphop2

Cualquiera podríamos descubrir pasados los 60 que nos gusta hacer escalada, bailar tango o tocar la guitarra. ¿Y por qué no?

Fuente: Shareably