Por desgracia, en prácticamente todas las ciudades nos hemos acostumbrado a ver muchas personas viviendo en la calle. Es una situación dura de por sí, pero más aún cuando llegan los meses fríos. Entonces no les queda más remedio que buscar algo de calor cerca de estaciones, bancos o cualquier rincón donde el frío no sea tan extremo. Pues bien, este tipo de refugio no sólo lo buscan las personas sin hogar, también los perros que deambulan por la ciudad sin cobijo, y es eso lo que ha ocurrido en la terminal de autobuses Barreirinha, en la ciudad brasileña de Curitiba.

No se sabe cómo llegaron hasta allí, pero los empleados vieron a estos tres perros sin hogar durante varios días acercarse a la estación. Ellos mismos decidieron fabricarles unas camas para que no pasaran frío hechas con mantas y neumáticos. Estos tres lindos animales que fueron llamados Max, Pitoco, y Zoinho por los propios empleados, por fin tienen un lugar cómodo donde descansar, aunque merecen mucho más.

Empleados y visitantes se han preocupado de que no les falte agua y comida, además de brindarles todo el cariño y el calor posible, haciendo así de la comunidad un lugar más seguro para los perros que se han visto obligados a vivir en las calles.

Populares en la red

El político local, Fabiane Rosa quiso reconocer este bonito gesto de los empleados de la estación y como amante de los animales que dice ser, decidió compartir la historia con todos a través de Facebook.

Fabiane pide a otras empresas de la ciudad que sigan el ejemplo de la terminal de autobuses de acoger a las mascotas que lo necesiten hasta que puedan buscarles un nuevo hogar, ya que en muchas ocasiones no hay espacio suficiente en las protectoras animales. Desde luego, no es la solución a un problema tan grave, pero ha sido una bonita iniciativa por parte de los trabajadores.

Fuente: Shareably

Summary
No te imaginas el lugar donde viven ahora estos perros abandonados
Article Name
No te imaginas el lugar donde viven ahora estos perros abandonados
Description
Los empleados de una estación de autobuses brasileña decidieron fabricar unas camas para que tres perros abandonados que dormían allí no pasaran frío ni hambre.
Author
Publisher Name
La Nube de Algodón
Publisher Logo